El alcalde de Mallén presenta de manera voluntaria la baja temporal del PSOE

El alcalde de Mallén, Antonio Asín, ha solicitado la baja temporal voluntaria del PSOE. Lo hace para desligar al partido en la defensa de los presuntos delitos de prevaricación, falsedad y cohecho que le ha imputado el Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza.

Zaragoza.- El alcalde de Mallén, Antonio Asín, ha pedido de manera voluntaria la baja temporal del PSOE. Una solicitud que ya ha llegado a la formación y que ha sido aceptada por el partido.

Asín lo hace para desvincular al partido en la defensa que llevará a cabo de los presuntos delitos de prevaricación, fraude y/o malversación de caudales públicos, falsedad y cohecho, que le fueron imputados por el Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza. “Lo último que quiero es hacer daño al PSOE”, ha afirmado

El primer edil de Mallén se ha mostrado convencido de su inocencia y satisfecho de que “ya haya salido el auto”. Asimismo, espera que se celebre el juicio con tranquilidad para aclarar todas las acusaciones.

Asín ha señalado que cuenta con el apoyo del pueblo y ha asegurado que no dimitirá de sus cargos públicos. De hecho, ha remarcado que si todo sale bien volverá a ser candidato en las próximas elecciones municipales.

El alcalde de la población zaragozana ha querido dejar claro que lo único que ha hecho desde su cargo es “trabajar por el pueblo con el afán de atraer empresas e inversiones para la localidad”.

Las investigaciones comenzaron a mediados del 2009 a partir de una denuncia presentada por Transmalia que consideraba que el Ayuntamiento de Mallén y la SUMM le habían engañado al venderle unos terrenos por un precio diez veces superior del que al municipio le había costado adquirirlos. Anteriormente se había producido una denuncia de similares características, pero que, según la Fiscalía, no existía una conducta delictiva.

A pesar de ello, la magistrada instructora abrió la causa y encomendó las indagaciones a la Unidad de Blanqueo de Capitales que observaron varias presuntas irregularidades como el destino de 54.800 euros destinados a financiar un parque fotovoltaico que no existe.

De este modo, imputó, de forma policial, a Antonio Asín con: ocho prevaricaciones, tres delitos de fraudes y execciones ilegales, dos falsedades documental, un delito de negociaciones prohibidas a autoridades y funcionarios, cuatro malversaciones de caudales públicos y un cohecho. Un total de 19 delitos que ahora se han quedado en seis.

No obstante, desde Izquierda Socialista han pedido a Asín que presente su dimisión de todos sus cargos públicos y orgánicos hasta la finalización del juicio y el esclarecimiento de los hechos. Ha extendido a esta petición a todos los concejales imputados en el mismo caso por el juzgado.