Alberto Izquierdo: "Aquel que quiera volver a casa tendrá la puerta abierta y la cama como la dejó"

El portavoz del PAR en las Cortes de Aragón mira la formación con optimismo y "sin ataduras"
Alberto Izquierdo es el portavoz del PAR en las Cortes de Aragón
photo_camera Alberto Izquierdo es el portavoz del PAR en las Cortes de Aragón

El PAR arrancó 2023 sumido en una grave crisis interna, con una mayoría de su Ejecutiva dispuesta a imponer una moción de censura contra Arturo Aliaga a apenas cinco meses de unas elecciones autonómicas. Consiguió aguantar con un único diputado, el de Alberto Izquierdo, que le ha servido para arañar casi una decena de cargos y direcciones generales en el nuevo Gobierno de Jorge Azcón, sobre el que quiere imponer su visión aragonesista y alejarlo de los designios que puedan llegar desde Madrid y desde Vox.

Con ello, la formación mira al futuro con optimismo y “sin ataduras”, dice Alberto Izquierdo, que invita a aquellos que se marcharon de la formación a “volver a casa”, con “la puerta abierta y la cama como la dejó”, pero conscientes de que el PAR “está donde siempre” ha estado en sus 47 años de historia. El objetivo es poder celebrar un “gran Congreso” en 2026 para marcar un “antes y un después” en el aragonesismo.

PREGUNTA.- ¿Con qué ánimo ha arrancado el PAR el 2024?
RESPUESTA.- Con el ánimo de ser capaces de moderar las posturas de todo el mundo y acercarlas. Hemos vivido un enfrentamiento muy agrio entre unos y otros que no ha hecho propuestas en política, sino acusaciones. Yo creo que en 2024, que es un año par, debemos ser capaces de llegar a acuerdos. Para eso estamos en política, para llegar a acuerdos, sumar, progresar y mejorar la vida de los aragoneses. Hemos visto que, quizá arrastrados por la política nacional, se ha vivido una política muy agria que no beneficia al conjunto de los aragoneses. Queremos ser el nexo de unión entre PP y PSOE y tratar de concentrar y moderar las propuestas de unos y otros en beneficio de todos.

Con un diputado, Izquierdo consiguió arañar casi una decena de cargos del nuevo Gobierno de Jorge Azcón

P.- Poco o nada se parece a la situación de hace un año, cuando el partido estaba prácticamente en descomposición...
R.- Dice el dicho popular que tras la tormenta viene la calma. Todo se ordena y vuelve a su lugar. Hace un año, algunas personas decidimos hacer una apuesta muy arriesgada, cambiar las cosas y poner los intereses del partido por delante de las personas. Afrontamos una temporada muy difícil y le dimos la vuelta al partido como un calcetín, y lo convertimos en algo más moderno y dinámico, donde todo el mundo puede opinar. Conseguimos más de 360 concejales, 90 alcaldes, 2 diputados provinciales y el diputado en las Cortes. Cuando nos daban por muertos, el PAR está más vivo que nunca y se recompone con gente nueva y joven.

P.- Y con casi una decena de cargos en el Gobierno...
R.- Tomamos una decisión que no era fácil. La historia reciente del PP y el PAR no fue de encuentro, sino que el PP trató de absorber al PAR. Resistimos y los que no nos vendimos por un plato de lentejas seguimos en el PAR. Hablamos de las ideas que Azcón tenía para Aragón y la posibilidad de apoyar la investidura a cambio de un acuerdo político. Pusimos negro sobre blanco lo que nos preocupa en el PAR. Después del apoyo, las conversaciones siguieron y Azcón puso sobre la mesa que personas del PAR estuviesen en direcciones generales. El PAR tiene mucha experiencia de Gobierno. Fuimos llegando a acuerdos puntuales en base a personas capaces y preparadas que se incorporaron a la estructura del Gobierno.

“NO TENEMOS UNA ATADURA QUE NOS COMPROMETA A VOTAR A FAVOR LOS PRESUPUESTOS”

P.- Entonces, ¿fue Azcón quien les propuso entrar en el Gobierno?
R.- No fuimos nosotros los que pedimos entrar, sino el propio PP cuando empezamos a colaborar y participar. No había una cuota de directores generales del PAR en el acuerdo. No se negoció eso. Apareció la oportunidad de que el PAR participase en algunas direcciones generales que entendíamos fundamentales, como el IAJ, el IAA, la Dirección General de Familia, Patrimonio, Educación Ambiental o Cuidados y Humanización, que se crea gracias al acuerdo entre el PP y el PAR. No nos sentamos en el Consejo de Gobierno, pero hacemos un apoyo parlamentario en cuestiones que entendemos que son buenas para Aragón, como el voto positivo a los Presupuestos.

El PAR apoyó la investidura de Azcón y los Presupuestos de 2024

P.- ¿El apoyo a los Presupuestos de 2024 significa que vayan a votar a favor en los próximos?
R.- Veremos. Cuando leímos los Presupuestos, dijimos que nos parecían buenos. Aumentaban Educación, Servicios Sociales y Sanidad, tres pilares fundamentales que le dijimos al PP que necesitaban un aumento claro al menos del 10%, y así ha sido. Son servicios estructurales que tienen un déficit económico por la falta de financiación del Gobierno de Aragón. El Gobierno de España debe a cada aragonés 15.000 euros. Eso ha hecho los servicios estuvieran totalmente infradotados. Pedimos otras cuestiones como resolver el transporte sanitario urgente o aumentar el presupuesto de Agricultura en recursos propios. También se empiezan a bajar impuestos, mucho más tímidamente de lo que nos gustaría. Hicimos enmiendas constructivas para mejorar, nos aceptaron más de 20 enmiendas por casi 10 millones de euros. No es el Presupuesto que el PAR hubiese hecho, pero en este primer año la sintonía ha sido buena. Veremos si en 2025 es igual de buena. No tenemos una atadura que nos comprometa a votar a favor los Presupuestos. Los votaremos si nos parece bien.

“NO ENTIENDO QUE UN ARAGONÉS APOYE A ALGUIEN QUE DEFIENDE EL TRASVASE DEL EBRO”

P.- ¿Cómo es la relación con Vox?
R.- El PAR es el único partido en España que el día siguiente de las elecciones dijo que respetaba a Vox y a todos los partidos con representación. El partido que obtiene un diputado es porque alguien le vota, y Vox tiene 7, lo que quiere decir que miles de aragoneses les han votado. Es la realidad y la respetamos. Es cierto que nos preocupa que su participación en el Gobierno signifique el detrimento de algunas políticas sociales y comarcas. Lo tratamos de atar en nuestro pacto con el PP. Nosotros no tenemos un acuerdo con Vox, pero les respetamos a ellos y ellos a nosotros. Si dejan de respetar a los aragoneses, intentan atacar las señas de identidad propias o hablan de devolver competencias, el PAR tendrá que replantearse muchas cosas. Hasta el momento no ha sido así.

La formación mira al futuro con optimismo y “sin ataduras”, dice Alberto Izquierdo

P.- En el trasvase van a chocar...
R.- Mantengo que el trasvase no se hará jamás por cuestiones políticas, ambientales y económicas. Es imposible. Es una locura que algunos mantienen vivos por un interés electoral en el Levante. Vox dice lo mismo en Aragón y en Valencia, otros no, pero todo el mundo sabe que hablar de trasvase es como hablar de que en la plaza del Pilar aterrizará un plantillo volante. Algunos dirán que puede pasar, pero no hay evidencias. Es imposible que el caudal del Ebro se rebaje. Hay comprometidas muchas hectáreas de regadío, balsas reguladoras, acumulaciones de agua… Estamos al 30% del desarrollo del Pacto del Agua. Todo aquel que defiende un trasvase está engañando a la población. A la gente que están vendiendo en Valencia que es posible un trasvase le están engañando. No entiendo que un aragonés apoye a alguien que defiende el trasvase del Ebro.

P.- ¿Qué le ha quedado pendiente con el Gobierno en estos cinco meses?
R.- Hay una asignatura pendiente a la que nos comprometimos con Azcón, que son las ayudas directas a los agricultores. El PAR siempre cumple. Nosotros pedimos ayudas directas y el PP firmó ese acuerdo, como también con Vox. No fue capaz el Gobierno de Aragón de sacarlas adelante. Se pusieron en marcha créditos blandos, pero no hubo ayudas directas, y es una asignatura pendiente que el Gobierno deberá resolver. Por una cuestión que no se cumple, no se puede valorar de forma negativa, pero ese debe sigue estando ahí.

“¿QUÉ VA A CONSEGUIR JORGE PUEYO QUE MEJORE LA VIDA DE LOS ARAGONESES? ABSOLUTAMENTE NADA”

P.- Una de las críticas de la izquierda en estos meses de legislatura es el alto protagonismo de la política nacional en las Cortes.
R.- La izquierda se queja porque le va mal. La derecha se quejaría si le fuera mal. Se les termina viendo el plumero. Son franquicias políticas, la marca blanca. El PSOE es Pedro Sánchez en Aragón y en Extremadura y el PP es Feijóo en Madrid, Aragón o Extremadura, y las decisiones de Madrid se extienden al territorio de forma uniforme. Nosotros no somos franquicia de nadie. Las decisiones se toman en Aragón, sin pedirle permiso a nadie. Vox también tiene que pedirle permiso a Madrid para saber de qué color se ponen la corbata. Al final, todos quieren agradar a su jefe en Madrid y son súbditos de un líder.

Izquierdo logró mantener la representación del PAR en las Cortes tras un año convulso por su crisis interna

P.- ¿Considera que Aragón está bien representado en Madrid en esta legislatura?
R.- No. Aragón nunca ha estado bien representado. Aragón ha tenido mejores opciones cuando el PAR tuvo cierta fuerza. ¿Se imaginan los aragoneses lo que conseguiría esta tierra si el voto que tiró a la basura el señor Guitarte votando a Pedro Sánchez hubiese sido del PAR? El PAR quiere que Aragón crezca dentro de España. Nunca la hemos querido destruir. Tenemos a un señor en Sumar, que son muchos juguetes rotos que se han metido en un saco. Jorge Pueyo es de CHA, pero poco, y hace algún espectáculo en tono televisivo. ¿Qué conseguirá Jorge Pueyo del Gobierno de España? Nada. Los del PP y PSOE tienen que estar a la voz de su amo. ¿Votarán en contra si hay una decisión que perjudique a Aragón? No lo harán. Pueyo votará lo que le diga Yolanda Díaz porque es un siervo de Sumar, una piececita más en su grupo. Cuando Sánchez habla de financiar a Cataluña, Pueyo dice que es bueno. Cuando Sánchez aumente el cupo vasco o dé a los navarros beneficios en torno a su fuero, también dirá que está bien. ¿Qué va a conseguir Jorge Pueyo que mejore la vida de los aragoneses? Absolutamente nada. ¿Y se va a revelar? No.

“CUALQUIER ARAGONESISTA QUE QUIERA VOLVER AL PAR A TRABAJAR POR EL CENTRO POLÍTICO TENDRÁ LA PUERTA ABIERTA”

P.- ¿Hay posibilidad de reencuentro en el centro político aragonesista? Elena Allué les tendió la mano hace unas semanas...
R.- Tiene que haberlas porque nosotros ya estamos en el centro. Yo no me he ido a otro partido ni he buscado calor en otras siglas. Todo aquel que quiera volver a su casa, tendrá la puerta abierta y la habitación y la cama como las dejaron. Cualquier aragonesista que quiera volver al PAR a trabajar por el centro político tendrá la puerta abierta, pero no somos nosotros los que nos tenemos que mover de nuestra posición. El PAR está donde siempre. Yo no soy quien para decirle a una persona que se ha ido a otras siglas que vuelva, ni quien reparte los carnets de aragonesista. El PAR son 47 años de historia. No nos demos a nosotros mismos tanta importancia. Si Elena Allué quiere volver al PAR, sabrá lo que tiene que hacer. En este momento es diputada autonómica en las filas del PP como independiente. Yo ya estoy en mi casa. El PAR está donde siempre. Quizá los que se movieron se han dado cuenta de que se equivocaron. Somos personas. Yo tomo un café con quien quiera.

P.- La última vez que le entrevisté, en campaña electoral, se iba a celebrar el Congreso en julio. Estamos en enero. ¿Se va a poder celebrar algún día el tan manido Congreso?
R.- Si nos dejan… Nosotros queríamos celebrarlo en julio porque nos dijo un juez que lo teníamos que celebrar antes de agosto. Tuvimos que cambiar el fin de semana por las elecciones. Justo antes, el mismo militante que pidió la ejecución cautelar solicitó la paralización del acto. Cuatro o cinco meses después, nos dicen que podemos celebrar el Congreso. Nos tendrán que comunicar plazos y celebraremos un acto administrativo de cumplimiento. A partir de ahí, habrá que hacer un trabajo de relanzamiento del partido para tener en 2026 un gran Congreso, que signifique un antes y un después para el aragonesismo. Ahora queremos cumplir con un expediente, si nos dejan. Queremos que el partido sea democrático y que todo el mundo pueda participar libremente y votar.