Los hoteles prevén una ocupación del 60% en el Pilar con una mejora del turismo internacional

El turismo se recupera en Zaragoza
photo_camera La mayor parte del turismo nacional procede de Madrid y Cataluña

Los hoteles zaragozanos prevén una ocupación media del 60,56% durante la semana de Fiestas del Pilar, ascendiendo al 67,81% en la capital. Sería una caída de doce puntos con respecto a las cifras de 2019, las últimas sin pandemia y que se celebraron con absoluta normalidad, aunque influenciadas por el efecto del día. En aquel año, el día 12 de octubre fue sábado, mientras que, en esta ocasión, al caer en miércoles, complica bastante la visita y permanencia de más turistas a la ciudad.

De hecho, según los datos de Horeca, los días que se esperan una mayor ocupación es el sábado 8 de octubre, con un 81,88%, y el martes 11, con un 78,05%. Ya para el día grande de las Fiestas, el 12, se prevé un 73,58% en los hoteles. “Se pueden incrementar con las reservas de última hora, y también va a incidir la meteorología. Se espera una buena temperatura para las Fiestas y la última hora puede aumentar estas cifras”, ha explicado el secretario de la Asociación de Hoteles de Zaragoza y Provincia, Daniel López.

Pese a esta caída de las previsiones, desde los establecimientos perciben una mejora del turismo internacional, que crecería dos puntos respecto a 2019 hasta superar el 20%, debido principalmente a las mejores conexiones del Aeropuerto y teniendo en cuenta que el turismo chino todavía es casi nulo por las drásticas restricciones que sufren para entrar y salir del país. En el nacional, la mayor parte procede de regiones cercanas como Madrid y Cataluña, aunque con turistas de toda España al ser festivo nacional.

Asimismo, se espera que sea un turismo familiar, que aproveche estos días para disfrutar de un viaje al completo o para retomar un encuentro con sus más cercanos. Buscan, principalmente, el centro de la ciudad para estar cerca de los puntos neurálgicos de las Fiestas, como la plaza del Pilar. “Eligen establecimientos de todas las categorías, pero los primeros que se llenan son los del centro”, han detallado desde la asociación.

“NO SOMOS CAPACES DE REPERCUTIR LOS COSTES EN EL CLIENTE”

No obstante, estas Fiestas del Pilar también van a estar marcadas por la inflación y la subida de costes de energía y materias primas. Según el presidente de la asociación, Antonio Presencio, el precio medio se va a situar este año alrededor de los cien euros, cuando en 2019 era de 90. “No somos capaces de repercutir los costes estructurales y fijos en el cliente, y eso nos pone en una situación de déficit que complica que nuestra actividad sea sostenible”, ha señalado, remarcando que los costes energéticos “se han triplicado” y la alimentación ha crecido un 30%.

Además, estas previsiones también vienen contextualizadas por la situación económica, con una caída en las reservas para diciembre y enero que ya se sitúa entre el 50 y el 60%, y más sin la presencia de grandes eventos en Zaragoza desde las Fiestas del Pilar hasta casi llegada la primavera. “Las reservas se producen cada vez con menos antelación y son muy volátiles, ya que se cancelan o se suplen a última hora. El viajero está muy pendiente de circunstancias económicas y ambientales y suele cambiar sus planes”, ha afirmado Presencio, que ha pedido a las instituciones que permitan utilizar las ayudas al sector que se iban a devolver para “poder hacer sostenible nuestra actividad”.

Más en #PILAR