Zaragoza acoge una jornada para formar a jóvenes en la lucha contra el cambio climático

La fundación Plant-for-the-Planet llega a Zaragoza adherir jóvenes a los 46.000 embajadores actuales de la Red de Embajadores por la Justicia Climática. La fundación impartirá una sesión formativa para jóvenes de nueve a trece años de la escuela pública Cándido Domingo de Zaragoza este jueves, 3 de noviembre, en las Torres DKV.

Zaragoza.- Zaragoza acogerá una jornada del proyecto internacional Red de Embajadores por la Justicia Climática, iniciativa impulsada en 2007 por la fundación Plant-forthe-Planet para capacitar jóvenes de nueve a trece años con el objetivo de que puedan convertirse en embajadores de la lucha contra el cambio climático.

Después de celebrar una primera jornada en Zaragoza en noviembre del año pasado, esta nueva sesión va dirigida exclusivamente a jóvenes de la escuela pública Cándido Domingo, que ganó en 2015 el II Concurso Nacional de Huertos Escolares ecológicos, donde participaron 110 colegios a nivel estatal, impulsado por la Asociación Vida Sana y la Fundación Triodos. En colaboración con el grupo DKV salud y seguros médicos, el cual ha ganado recientemente el Premio Medio Ambiente de Aragón 2016, la jornada formativa está prevista para este jueves, 3 de noviembre, en la sede del grupo asegurador (Torres DKV).

Con esta sesión formativa, llamada academia, Plant-for-the-Planet busca que los jóvenes de la escuela que quieran se unan a los más de 46.000 miembros que ya forman parte de la Red de Embajadores, la cual tiene presencia en 92 países, para que actúen a nivel local, nacional e internacional. El objetivo de la Red, formada por jóvenes embajadores con mentalidad ecológica y sostenible, es contribuir a plantar un billón de árboles en todo el mundo en 2020, ya que el árbol es el único ser vivo que absorbe CO2 al realizar la fotosíntesis.

La jornada en Zaragoza acogerá 50 jóvenes, que participarán en un taller de capacitación ambiental que incluirá teoría y práctica. La parte teórica se impartirá a partir de juegos sencillos y el ejercicio práctico consistirá en que cada niño plante un árbol joven al finalizar la sesión la cual se celebrará de las 9.30 horas de la mañana a las 12.30 horas del mediodía.

El taller servirá para que los niños aprendan qué es la crisis climática, cómo pueden contribuir a frenar el cambio climático y qué es la justicia global. Los participantes se convertirán en líderes de la causa que serán capaces de hacer conferencias y organizar plantaciones responsables. El taller será conducido por algunos de los jóvenes que ya forman parte de la Red de Embajadores para la Justicia Climática, los cuales explicarán a los participantes de Zaragoza su experiencia.

Por una red mundial de jóvenes embajadores

El objetivo de la Red de Embajadores por la Justicia Climática es conseguir que jóvenes de todo el mundo trabajen para solucionar el cambio climático a partir del plan de tres puntos que establece la fundación Plant-for-the-Planet: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mantener el calentamiento global del planeta por debajo de los 2ºC y haber plantado un billón de árboles en todo el mundo, ya que los árboles absorben millones de toneladas de CO2. El proyecto ya ha plantado más de 14.000 millones de árboles en todo el mundo.

Con importantes sedes en Alemania, México (la cual dispone de una importante finca de plantación de árboles) y España, el proyecto de la Red de Embajadores por la Justicia Climática llegó a España en 2014. En 2015 se planificó el proyecto en el territorio ya que es necesario adaptarlo a la manera de trabajar y a la mentalidad de cada país. En 2016 ha empezado la implantación en el territorio a partir de la organización de jornadas formativas,llamadas academias, con la colaboración de organismos y entidades locales como ayuntamientos y/o empresas privadas.

La fundación Plant-for-the-Planet está presente en diferentes ciudades españolas de Cataluña (Lleida, Girona y Barcelona), Madrid, Canarias, Andalucía y Aragón (Zaragoza).

Un proyecto de origen alemán 

La fundación Plant-for-the-Planet fue ideada en 2007 por el joven alemán Felix Finkbeiner, cuando tenía nueve años, después de realizar un trabajo en la escuela sobre cómo la crisis climática afectaba el planeta. Como propuesta para luchar contra este problema, Finkbeiner pensó que todos los niños del mundo podían plantar un millón de árboles en sus países para contribuir a limpiar el aire. Cuatro años más tarde, en 2011, Felix Finkbeiner, que ahora tiene 18 años, junto con sus padres que ya eran activistas, crearon la fundación Plant-for-the- Planet, nombre que les cedió las Naciones Unidas, junto con un contador mundial de árboles.