Una regada popular reivindica el estado del soto de Cantalobos

La Asociación Naturalista de Aragón ha organizado este sábado una regada popular, en la que han participado más de 50 personas, para denunciar el estado del soto de Cantalobos, del que han destacado que "se está muriendo por abandono y sed". Los participantes han pedido a las Administraciones que canalicen una tubería para regar el soto.

Zaragoza.- Regaderas, botellas, cubos de agua… Todo valía para colaborar en la regada popular de este sábado en el soto de Cantalobos, que se ha llevado a cabo con el objetivo de sensibilizar sobre la situación del soto y de simbolizar lo que el mismo necesita: Agua.

En la regada han participado más de medio centenar de personas, entre ellas niños y familias, que han leído un manifiesto para, acto seguido, realizar una marcha por la ribera del Ebro. Después han llenado cubos y regaderas con agua del Ebro y han regado varios árboles del soto.

Con esta acción reivindicativa, la Asociación Naturalista de Aragón (Ansar) ha denunciado que el soto “lleva varios años de abandono y, además, al mismo no llega el agua por diferentes razones”. Por ello lo que quieren es “sensibilizar a las Administraciones para que canalicen una tubería en la cabecera del soto para que pueda regarse y la situación se revierta lo antes posible”.

Desde Ansar han remarcado que la obra sería “poco costosa” y que la tubería que haría falta sería, como mucho, de 40 metros. Para llevar a cabo esta obra deberían ponerse de acuerdo, según han enumerado desde la asociación, el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza, la CHE y el sindicato Riegos de Miraflores.

Uno de los miembros de Ansar y organizador del evento, Ismael Sanz, ha recordado que el soto de Cantalobos “lleva 300 años nutriéndose del río y de las huertas de Las Fuentes pero hoy en día ya no es así, por lo que el soto se está muriendo de sed”.

“Los sotos de ribera tienen un gran poder de recuperación y lo que hace falta es el agua, sobre todo en verano”, ha finalizado Sanz.