El pollo de quebrantahuesos nacido en cautividad se traslada a Ordesa

El pollo de quebrantahuesos nacido en cautividad ha sido trasladado a la plataforma de aclimatación en el Parque Nacional de Ordesa. Permanecerá unos 40 días, tiempo en el que la cría podrá adaptarse al medio y observar los comportamientos de su especie. La liberación se realizará en el Parque Nacional de Picos de Europa.

Zaragoza.- El pollo de quebrantahuesos nacido en cautividad en Aragón, Atilano, vivía hasta ahora en el Centro de Cría en Aislamiento Humano (CRIAH). Ha permanecido en cautividad alimentándose y creciendo sin contacto directo con el hombre antes de comenzar la fase de aprendizaje, previa a su puesta en libertad en el medio natural. Su traslado a la plataforma de hacking en Ordesa es la antesala a su liberación dentro de, aproximadamente, 60 días.

El Jefe de Servicio de Biodiversidad del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Manuel Alcántara, destaca que “en este nuevo hábitat va a seguir siendo alimentado por marionetas asistidas por los cuidadores pero además va a poder observar delante de él, el comportamiento de otros quebrantahuesos y de otras especies que utilizan un comedero que se ha instalado a pocos metros de esa plataforma de aclimatación”.

El objetivo de esta nueva fase en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es que la cría de quebrantahuesos empiece a tener una adaptación al medio a través de la observación de comportamientos de sus congéneres así como de otras especies que sobrevuelan la zona, fundamentalmente otras aves carroñeras. Alcántara destaca que “se trata de una fase donde se sigue manteniendo el aislamiento respecto a los cuidadores, pero en la que se añade un nuevo elemento para el animal como es el aprendizaje por observación de las actitudes de otros ejemplares”.

Hacking en Ordesa

El proceso de aclimatación de crías de quebrantahuesos se lleva realizando en el Parque Nacional de Ordesa desde mediados de los años 90. En total, con la experiencia de Atilano serán nueve los procesos de aclimatación que se han desarrollado y que han supuesto, hasta ahora, un total de once pollos de quebrantahuesos liberados en el medio natural. Atilano será el número doce.

Para desarrollar este proceso, el Parque cuenta con una estructura donde, junto a los nidos artificiales y las plataformas de adaptación y liberación, se ubica una cabina de manejo habilitada para el trabajo de los cuidadores que atienden todo el proceso. Esta estructura se sitúa junto a punto de alimentación suplementaria (PAS) dirigido específicamente a la alimentación de quebrantahuesos, donde, además de esta especie, acuden a comer otras aves carroñeras.

Picos de Europa

La liberación de este nuevo ejemplar se realizará en el marco del proyecto experimental de reintroducción de la especie en la zona de Picos de Europa. En este nuevo hábitat, el ave se enfrentará a una segunda fase de aclimatación. En cuanto concluya este último proceso, Atilano será liberado.