Paraguas y abrigo: las lluvias intermitentes continuarán esta semana en Aragón

Lluvia
photo_camera Para el festivo de Todos los Santos se espera lluvia generalizada en todo Aragón.

Cielos encapotados, lluvias intermitentes y bajada progresiva de las temperaturas. Esta es, en líneas generales, la predicción meteorológica para esta semana en Aragón propiciada por la borrasca Ciaran, que llegará este miércoles según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Por ello, el puente de Todos los Santos estará marcado por la ropa de abrigo y los paraguas, con máximas de 18 grados y mínimas bajo cero en algunos puntos, lejos ya del calor que se vivió en las Fiestas del Pilar cuando se alcanzaron los casi 30 grados.

La zona con más precipitaciones será de nuevo el Pirineo, que acumuló fuertes tormentas durante la semana pasada, lo que ha provocado el aumento del caudal de ríos como el Cinca, Aragón y Gállego, y ha dado un respiro a los embalses. También ha provocado desprendimientos en carreteras como en la N-260 entre Boltaña y el túnel de Balupor, y la A-1605 en Beranuy.

LUNES 30 Y MARTES 31: TORMENTAS EN GRAN PARTE DE ARAGÓN QUE AMAINARAN

Para este lunes se esperan precipitaciones más abundantes la primera mitad del día y remitiendo a últimas horas, principalmente en la zona de Huesca, Calamocha y el Bajo Aragón. Estas serán persistentes a lo largo de la jornada en el Pirineo, donde se esperan de gran intensidad. En cuanto a las temperaturas, irán en descenso, con 20 de máxima y 12 de mínima en Zaragoza, 15 y 9 en Huesca y 18 y 5 en Teruel, y ya llegarían las primeras heladas a la zona pirenaica.

Para el martes 31 no se esperan precipitaciones, pero si predominará el cielo nuboso. Las temperaturas se mantendrán en la misma línea, con máximas de 19 en Zaragoza, de 17 en Huesca y de 16 en Teruel, mientras que en el Pirineo las mínimas descenderán y se espera que continúen las heladas.

MIÉRCOLES 1 Y JUEVES 2: LA BORRASCA CIARÁN LLEGA A LA PENÍNSULA CON PRECIPITACIONES GENERALIZADAS

Para el festivo de Todos los Santos volverá la lluvia, principalmente en el Pirineo y en la zona sur de la comunidad, entre Calamocha y la capital turolense. Las temperaturas mínimas descenderán ligeramente, aunque aumentarán las máximas en la depresión del Ebro. Para Zaragoza se espera una máxima importante, de 21 grados, mientras que la mínima bajará a 9. En Huesca será de 17 y 7 y en Teruel de 16 y 5, respectivamente.

Con la llegada de la borrasca Ciarán a la península, las tormentas serán generalizadas este jueves en todo Aragón, que comenzarán ya de madrugada. El punto clave volverá a ser el Pirineo, donde serán más abundantes, persistentes y fuertes. Además, la cota de nieve descenderá hasta unos 1.400-1.600 a últimas horas.

Las temperaturas mínimas se darán al final del día e irán en ligero descenso, más acusado en el Sistema Ibérico y Pirineos, donde se producirán de nuevo heladas. En las máximas habrá pocos cambios, de 22 grados en Zaragoza, 18 en Teruel y 17 en Huesca.

VIERNES Y FIN DE SEMANA: LAS TORMENTAS CONTINÚAN EN EL PIRINEO

El viernes las precipitaciones continuarán solo en el Pirineo, mientras que los bancos nubosos se mantendrán en toda la provincia de Huesca y en la zona de Calamocha. Las máximas descenderán varios grados en Huesca y Teruel, de 13 y 12 respectivamente, mientras que en Zaragoza serán de 18. Las mínimas también caerán en Teruel, donde se registrará 1 grado.

El sábado estará marcado de nuevo por las lluvias, que volverán a ser generalizadas den todo Aragón, aunque las temperaturas volverán a subir especialmente en Zaragoza. Para el domingo, sólo habrá tormentas en el Pirineo mientras que el cielo estará despejado en el resto de la comunidad, con una variación mínima de las temperaturas.