¿Llegarán las lluvias de sangre a Aragón?: Aemet alerta de calima y calor por aire de África

Las lluvias de sangre se producen cuando la calima entra en contacto con las precipitaciones
lluvias-de-sangre
photo_camera Se espera que en Aragón llueva a partir del domingo

Tras una Semana Santa marcada por la borrasca Nelson, la calma llegó esta semana con un tiempo apacible que está a punto de cambiar ligeramente por un fenómeno del que la Aemet ya está alertando. Y es que la llegada de una masa de aire procedente del norte de África hará que este fin de semana las temperaturas sean anormalmente altas para la época del año superando los 30 grados de máxima en diferentes puntos de España. En Aragón, Zaragoza capital llegará a registrar los 31-32 grados de máxima a las 17.00 de este sábado.

Esta masa de aire cálido arrastrará polvo en suspensión lo que dará lugar a calima y empeorará notablemente la calidad del aire. Y es ahí donde entra el fenómeno de las "lluvias de sangre" o lluvias de barro. La Aemet explica que un frente atlántico por Galicia el sábado y avanzará por la mitad oeste dejando algunos chubascos en diferentes puntos de la península. Esto sumado a la gran presencia de calima en prácticamente toda España podría provocar lluvias de sangre. En el caso de Aragón, las precipitaciones están previstas el domingo y localizadas especialmente en la provincia oscense a partir de las 12.00 horas.

No obstante, en alguna zona de la provincia de Zaragoza como Tarazona o Calatayud también podrían registrarse algunos chubascos que, si la presencia de calima es alta, podrían originar esas lluvias de barro. Aunque parece que Aragón no registrará lluvias de sangre especialmente significativas, el calor y la calima sí que estarán presentes. Se espera que este fin de semana (sobre todo el sábado) las temperaturas estén hasta 5 grados por encima de lo normal. Mientras que en Zaragoza se superará la barrera de los 30 grados, en Teruel las máximas serán de 28 y en Huesca de 26.

El viento será especialmente notable también en la provincia de Huesca este sábado llegándose a alcanzar rachas de hasta 80 kilómetros por hora en los Pirineos. Por ello, la Aemet ha activado la alerta amarilla durante toda la jornada en esta zona. Esta masa de aire caliente hará que las mínimas también suban y se sitúen entre los 12 y los 15 grados en las tres provincias aragonesas.

Las temperaturas se mantendrán altas durante todo el fin de semana y el comienzo de la siguiente, aunque está previsto que una masa de aire frío entre el martes bajando los termómetros hasta 8 grados de un plumazo.