Las lluvias de la última semana no consiguen aumentar las reservas en los embalses del Ebro

A pesar de las recientes lluvias, las reservas se encuentran a casi la mitad de su media en los últimos cinco años
El verano se plantea incluso peor por las reservas en los embalses | Foto: Laura Trives
photo_camera El verano se plantea incluso peor por las reservas en los embalses | Foto: Laura Trives

El agua almacenada en los embalses de la cuenca del Ebro esta semana es de 3.875 hectómetros cúbicos, un 49% de su capacidad total. A pesar de las recientes lluvias, las reservas se encuentran a casi la mitad de su media en los últimos cinco años, un 81% en esta semana.

La cifra actual supone tan solo 0,4 décimas más que la semana pasada, aunque corta más de dos meses consecutivos de caída libre. En la misma semana de 2022 la reserva era de 5.881 hectómetros cúbicos, lo que es igual a un 74% de la capacidad total. Es decir, los embalses tienen una cantidad de agua acumulada notablemente inferior a la misma semana del año pasado.

El promedio de los últimos cinco años, de 2018 a 2022, para esta misma semana, fue de 6.420 hectómetros cúbicos. En la actualidad no se supera la reserva promedio de los últimos cinco años y se encuentra por debajo de la cifra de 2022 y de la del mínimo, que se produjo en 2022.

Asimismo, para la margen derecha del Ebro, la actual reserva es de 389 hectómetros cúbicos, el 57% de su capacidad máxima. Hace un año, la situación en esta zona era de 530 hectómetros cúbicos (79%), mientras que el promedio de los últimos cinco años se sitúa en 472 hectómetros cúbicos, el 70% del total.