¿Hasta cuándo seguirá el cierzo y el frío polar en Aragón?

Viento en Zaragoza
photo_camera Se prevé que las temperaturas empiecen a subir a partir del jueves. Foto: Laura Trives

La semana pasada las terrazas se llenaban en Aragón, el sol hacía que el abrigo sobrase y los termómetros marcaban máximas de hasta 20 grados en lo que parecía una primavera adelantada. Esto no fue más que un espejismo y es que bastó un fin de semana para que el tiempo cambiase radicalmente gracias a Juliette, una borrasca de origen ártico, que se saldó con nevadas, temperaturas mínimas y unas rachas de viento que alcanzaron los 100 kilómetros por hora en Zaragoza.

Los últimos días de febrero serán, según los expertos, los más fríos del invierno en Aragón. Este martes, Zaragoza ha amanecido con la alerta amarilla activada por unas rachas de viento que alcanzarán los 70 kilómetros por hora durante la jornada y que irán reduciéndose paulatinamente a lo largo de la semana.

Las que también están activadas son las alertas por temperaturas extremas en diferentes puntos de Aragón. Las temperaturas más frías podrían alcanzarse la madrugada de este miércoles en la zona de Albarracín y Jiloca donde está previsto que los termómetros desciendan hasta los -10º.

La alerta amarilla por bajas temperaturas también está activa en otras zonas de Aragón como el Pirineo oscense, el centro y el sur de Huesca, Gúdar y Maestrazgo y la Ibérica zaragozana. Las temperaturas más bajas se registrarán la madrugada de este miércoles y jueves en el Pirineo oscense con -8 grados y en el resto de las zonas los termómetros podrían descender hasta los -6º.

Tanto la alerta amarilla como la naranja estarán activas, previsiblemente, hasta el jueves. Y es que se espera que para el final de la semana, las temperaturas se estabilicen y las máximas comiencen a subir ligeramente. Así, el viernes en Zaragoza las mínimas ya subirán hasta los 4 grados y las máximas hasta los 11. En Huesca, de los -6 grados de estos días se subirá hasta los -1 con máximas de 13 grados y en Teruel, las mínimas todavía estarán en los -3 grados con máximas de 8.

Será el fin de semana cuando este aumento de las temperaturas se haga más latente. En Zaragoza, las máximas llegarán el sábado hasta los 14 grados y la Cincomarzada podrá celebrarse con un ambiente agradable y los termómetros marcando máximas de hasta 16 grados. Eso sí, las mínimas todavía serán algo frías y podrían oscilar entre 1 y 5 grados. En Huesca, las máximas oscilarán entre los 12 y los 13 durante el fin de semana y las mínimas todavía serán bajo cero con -1º. Y en Teruel, se podrían alcanzar máximas de hasta 17 grados y mínimas de -4.