Gobierno de Aragón y Endesa destinan 200.000 euros a evitar la electrocución de aves en las líneas de alta tensión

El consejero de Medio Ambiente, Modesto Lobón, y el director territorial de Endesa en Aragón, Jaime Gros, han renovado el convenio por el que la compañía se compromete a acondicionar las líneas de alta tensión para evitar tanto electrocuciones como colisiones de aves. En 2012 se acondicionarán siete líneas con un coste de 200.000 euros.

Zaragoza.- El Gobierno de Aragón y Endesa seguirán trabajando de la mano para evitar las electrocuciones y colisiones de aves en las líneas de alta tensión aragonesas. Con este objetivo, el consejero de Medio Ambiente, Modesto Lobón, y el director territorial de Endesa en Aragón, Jaime Gros, han firmado la renovación del convenio de colaboración que mantienen desde hace once años.

El director de Distribución de Endesa, Jesús Fumanal, ha explicado que las principales acciones que se llevan a cabo son el aislamiento de postes donde pueden posarse las aves y la colocación de membranas que permiten a las aves una mayor visibilidad de los tendidos, con el fin de evitar colisiones.

En 2012 se va a actuar en siete instalaciones, todas ellas pertenecientes a Endesa, que son: la derivación a Torre Caramonzón (fase II), en Albalate de Cinca; la derivación a la finca Antonio Puerta, en la misma localidad; la derivación a la Presa de Estós, en Benasque; la derivación al Repetidor de Cervín, en Campo; la línea de Sádaba a Alera (fase I); la elevación de aguas de Peñarroya de Tastavins y la derivación de la central térmica de Andorra a Granjas de Foz.

Fumanal ha detallado que una de las zonas de trabajo más críticas ha sido la Laguna de Gallocanta, donde se tuvieron que llevar a cabo acciones por valor de 700.000 euros. Entre ellas, trabajos en el vaso de la laguna o soterramiento de líneas. "Es la zona que ha arrojado mejores resultados", ha asegurado.

La cuantía económica de las actividades previstas para este año asciende a 200.500 euros. De ellos, el 40%, un total de 80.200 euros, lo aporta el Gobierno de Aragón y el 60% restante, 120.300 euros, corren a cargo de Endesa.

El consejero de Medio Ambiente, Modesto Lobón ha querido agradecer el trabajo de la compañía eléctrica en este ámbito y ha incidido en la importancia de las políticas de protección a la biodiversidad ya que “son políticas de modernidad, respeto a la naturaleza y europeas”.