Enrique Torguet: “Una empresa del siglo XXI debe ser respetuosa con su entorno”

La aragonesa Cervezas Ambar es un ejemplo de apuesta por la sostenibilidad y la preservación del medio ambiente
photo_camera Enrique Torguet es el director de Comunicación, Relaciones Institucionales y ESG de Cervezas Ambar

La sostenibilidad y la preservación del medio ambiente ya es una política fundamental para todas las empresas que enfocan su actividad de forma respetuosa con su entorno. La aragonesa Cervezas Ambar es un ejemplo de esta apuesta, que comenzó hace dos décadas, al revolucionar la producción cervecera y promoviendo la recuperación de especies protegidas. La innovación con bebidas más sostenibles, la instalación de placas solares, la plantación de árboles o la eliminación de residuos son otras políticas que fundamentan al Ambar del siglo XXI, como explica su director de Comunicación, Relaciones Institucionales y ESG, Enrique Torguet.

PREGUNTA.- ¿En qué se basa la política de sostenibilidad de Ambar?
RESPUESTA.- Una máxima que una empresa del siglo XXI debe tener es ser respetuosa con su entorno. Toda su actividad debe tener un impacto positivo social y medioambiental en cómo actúa y cómo hace que sea compatible con su entorno social.

P.- Hoy en día, la sostenibilidad debe ser algo fundamental para cualquier empresa, verdad?
R.- Es una obligación, pero también determinante para la existencia de las empresas. Deben ver que su actividad no es neutra y tiene su impacto, que tiene que ser positivo para su entorno. Es necesario y es una obligación. Algunos lo hemos hecho antes, porque entendíamos que contribuíamos de forma más rápida a la sostenibilidad.

P.- ¿Cómo comienza esta apuesta por la sostenibilidad?
R.- Hace mucho tiempo. La elaboración de cerveza es un proceso natural, pero desarrolla carbónico. Fuimos hace 20 años la primera planta de recuperación de gas carbónico en el proceso de elaboración de cerveza, con el que impulsábamos la cerveza de barril. También hemos recibido el Premio Aragón de Medio Ambiente o el Félix de Azara por las campañas en favor de las especies en peligro de extinción. Cuando nadie nos obligaba, nosotros ya recuperábamos las especies amenazadas como el quebrantahuesos, el bucardo o el urogallo. Entre todos podíamos colaborar para garantizar la supervivencia de los hábitats naturales.

enrique-torguet
La apuesta de Cervezas Ambar por la sostenibilidad comenzó ya hace más de 20 años 

“CASI UN 30% DE LA ENERGÍA QUE EMPLEAMOS ES SOLAR”

P.- ¿Qué cambios han tenido que hacer en la producción para adaptarse a las nuevas circunstancias?
R.- En el proceso de elaboración de la cerveza hay que hacer eficiente el manejo de la energía, el agua y las emisiones que se provocan en la actividad. En esos tres aspectos hemos hecho acciones singulares. Casi un 30% de la energía que empleamos es solar. Estamos implantando otras medidas para aminorar ese gasto energético y que las emisiones sean mucho menores. Tenemos lanzamiento de productos que son de un impacto ambiental menor.

P.- Como la Ambar Triple Zero
R.- Aparte de no contener azúcar, que ya es una innovación, también tiene un menor impacto medioambiental porque, después de calcular la huella de carbono, lo intentamos aminorar y, aquel que no se puede reducir, lo compensamos con la plantación de bosques. Ya tenemos desarrollados tres bosques donde hemos plantado más de 5.000 árboles. El último fue en Vicién, en Huesca, con 2.500 árboles, que compensan más de 300 toneladas de CO2. También estamos implementando medidas para aprovechar el agua que necesitamos para la fabricación de cerveza. La volvemos a meter en el ciclo para limpieza.

P.- La eliminación de residuos también es un factor clave
R.- Tenemos la certificación “Zero Waste”, que acredita que más del 95% de los residuos de los procesos los reutilizamos, y sólo el 5% van a vertedero. Por ejemplo, el bagazo, que es el residuo sólido de la elaboración de la cerveza, lo usamos para alimentar al ganado y lo aprovechamos para elaborar pan, de la mano de la firma Panishop.

“PRÁCTICAMENTE EL 80% DE BARRILES Y BOTELLAS RETORNAN A LA FÁBRICA”

P.- Todo ello deriva en una economía circular con su entorno
R.- Nosotros como cerveceros, y cuyo mercado fundamental es la hostelería, tenemos un sistema propio de recogida de envases. Prácticamente el 80% de barriles y botellas retornan a la fábrica. Para el consumo de hogar hemos reducido el peso de las botellas, incluso hemos ahorrado en el papel. Estamos intentando que sea una circulación clara y positiva de todo lo que puede llegar a impactar.

torguet
Ambar ya ha lanzado varios productos enfocados directamente en la sostenibilidad

P.- En 2022 lanzaron una botella fabricada con vidrio reciclado. ¿Qué se consigue con este material?
R.- Las botellas tienen unos determinados grosores y nosotros hemos reducido la cantidad de vidrio, haciendo que pese menos, con lo que tiene menor impacto en el uso de vidrio nuevo. Hay menos vidrio, es menos grueso y pesa menos, por lo que tiene menor impacto en el transporte.

P.- Hablaba antes de la Ambar Triple Zero, pero también lanzaron una Ambar Especial. ¿Qué tienen de especiales?
R.- La Ambar Especial tiene una novedad en la manera de elaborar la cerveza que nos hace únicos en España. El lúpulo, que le da amargor y aroma, que es una flor, tiene tres posibilidades de ser utilizada: la flor completa y seca; la flor prensada, como en unas cápsulas o pellets; y un extracto, que es como un jarabe. Normalmente se hacen en pellets o extracto, pero, con Ambar Especial, y alguna otra variedad, molemos la flor antes de cada cocción, con lo que usamos sus aromas de forma natural. Así evitamos la industrialización de esa manera de prensar y usar el embalaje. Viene directamente del campo y nosotros lo molemos en la fábrica siempre antes de la cocción. Con esto, aminoramos su impacto y le otorga más aromas naturales y frescor durante más tiempo.

“INTENTAMOS QUE LOS PROVEEDORES DE MATERIA PRIMA SEAN LOS MÁS PRÓXIMOS POSIBLES”

P.- Todo esto también con proveedores locales y cercanos
R.- Claro. La cerveza se hace con dos ingredientes básicos que es agua, y nosotros tenemos un buen agua, y cereal. Somos una comunidad cerealista. Hace muchos años dimos formación a los agricultores para cultivar cebada cervecera, además de la forrajera, para alimento de los animales. Nosotros intentamos que los proveedores de materia prima sean los más próximos posibles. Tenemos una línea de cervezas, llamada “Ambiciosas”, donde empleamos ingredientes de origen local. “Montañesa” es una cerveza elaborada con mieles, seleccionada con la Asociación de Apicultores de Aragón, a la que añadimos plantas aromáticas. Hemos hecho cervezas con naranjas de La Aljafería, con trigo de Los Monegros, o con cerezas de bolea, y vamos a seguir haciendo cervezas experimentales, señalando aquellas iniciativas que necesitan exposición y reivindicando territorio.

P.- Para todo esto necesitan un importante Departamento de Innovación
R.- Necesitamos gente que yo denomino los “poetas de la cerveza”, que son los equipos que están creando permanentemente. Tenemos a nuestro maestro cervecero y líder en este territorio, que es Antonio Fumanal, que está siempre investigando y dándole vueltas a todo. La innovación más reciente es una cerveza “Ambar 1900 Sin Filtrar” que no necesita agitarse. Hemos llegado a la conclusión de que teníamos que coger la parte superior de los tanques de fermentación, donde la cerveza no se posa. Te tomas una cerveza sin filtrar, con la densidad que da la levadura en suspensión, pero que no tienes que agitarla.

“NUESTRO PROPÓSITO ES QUE TODO EL MUNDO PUEDA BEBER CERVEZA POR IGUAL”

P.- ¿Qué pasos se van a seguir en el futuro?
R.- Más cervezas, más innovaciones, y más pensar en las personas y menos en el mercado. Hemos sido pioneros en varias cervezas que después han sido descubiertas por otros compañeros. Nuestro propósito como compañía es que todo el mundo pueda beber por igual este placer de la vida que es la cerveza. Fuimos los primeros en lanzar una cerveza sin gluten apta para celíacos, la extendimos siendo la primera cervecera en hacer una cerveza “cero cero”, sin alcohol y sin gluten, y ahora la última innovación es la Triple Zero, quitándole el azúcar.