El "veranillo de San Miguel" se sentirá unos días más con máximas de hasta 35 grados en Aragón

Gente en la calle
photo_camera Se prevé que las temperaturas no bajen de los 30 grados la próxima semana

Se conoce como "veranillo de San Miguel" a esos últimos días de septiembre en los que el verano parece resistirse a irse y los termómetros registran temperaturas por encima de lo habitual. En el caso de este año, ese "veranillo" está siendo de récord, como alertaba la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, hace unos días. Con los termómetros superando los 36 grados en algunos puntos de España, las temperaturas estos días han sido "excepcionalmente altas". En Aragón no ha sido para menos y es que aunque ya apetezca eso de salir con chaqueta, la realidad es que estos días están siendo más de periodo estival. Este fin de semana y la semana que entra todavía será bastante caluroso con máximas de 35 grados en la provincia de Zaragoza y mínimas que rozarán los 20 grados.

Para este sábado, los termómetros marcarán máximas de 35 grados y mínimas de 17 en Zaragoza y los cielos estarán despejados durante toda la jornada. En Huesca, el termómetro oscilará entre los 31 grados de máxima y los 18 de mínima y en Teruel las máximas superarán los 33 grados mientras que las mínimas se quedarán en 13 grados.

El domingo la situación será muy similar y todavía no se bajará de la barrera de los 30 grados en ninguna de las tres provincias. En Zaragoza, las máximas volverán a ser de 35 grados, en Teruel de 33 y en Huesca de 31 y las mínimas oscilarán entre los 13 y los 18 grados.

Se prevé que las temperaturas no presenten cambios significativos durante la semana donde los termómetros difícilmente bajarán de los 30 grados de máxima. El lunes en Zaragoza llegarán a marcar los 33 grados, igual que en Teruel. En Huesca, sin embargo, se quedarán en 29. Las mínimas también serán bastante suaves pudiendo ser de hasta 19 grados en Zaragoza.

Según indica la Aemet en su predicción semanal, hasta el viernes de la semana que viene se seguirán registrando temperaturas máximas de hasta 30 grados aunque ya se sabe que estas pueden sufrir variaciones con tantos días de antelación. No obstante, todo parece apuntar que el pistoletazo de las Fiestas del Pilar el próximo sábado 7 de octubre estará marcado por el calor.