Ecologistas contra los vuelos de la moda rápida: "Inditex o Shein alimentan la crisis climática"

Aeropuerto de Zaragoza
photo_camera En el aeropuerto de Zaragoza, Inditex gestiona cada semana unos 32 vuelos de carga con unas 100 toneladas de ropa a bordo.

"Estamos en el Aeropuerto de Zaragoza, el segundo aeropuerto con mayor carga aérea de España. Un jumbo carguero de la compañía Atlas Air está a punto de aterrizar. A bordo viajan unas 100 toneladas de productos textiles para Zara y otras marcas del gigante español de la moda, Inditex". Así comienza el estudio sobre moda aérea llevado a cabo por David Hachfeld y Romeo Regenass, de la organización suiza Public Eyes, del que se desgrana, entre otras cosas, que Inditex gestiona cada semana unos 32 vuelos de carga en el aeropuerto de la ciudad, con más de 100 toneladas, lo que hace un total de 1.600 vuelos al año.

Un estudio que no es más que una crítica hacia esa "moda aérea de Inditex o Shein" que perjudica y agrava la crisis climática a la que se han unido Ecologistas en Acción y la Campaña Ropa Limpia (Setem). "Cada vez más rápida y cada vez más contaminante. La industria fast fashion se basa en tendencias efímeras y envía por transporte aéreo cientos de miles de toneladas de ropa alrededor del mundo cada año, lo que tiene importantes consecuencias para el medio ambiente", tal como critican desde Ecologistas en Acción.

Es por ello por lo que a través de la Campaña Ropa Limpia han lanzado una campaña de firmas para "pedir a Zara que cumpla por fin su promesa de ser más sostenible y deje de utilizar innecesariamente el transporte aéreo de mercancías". Sobre todo, lo hacen por "el impacto ambiental y el grado de contaminación brutal que tiene el transportar la ropa miles de kilómetros", tal como ha lamentado el responsable de comunicación ambiental de Ecologistas en Acción Aragón, Paco Iturbe.

Y es que, según se desgrana del estudio, si una camiseta producida en Bangladesh se transporta a Europa en avión, la huella del CO2 aumenta del 3% al 28%. En términos absolutos, las emisiones aumentan de 0.29 a 4 kilogramos equivalentes de CO2. Desde Ecologistas en Acción Aragón, la clave para paliar esta situación sería, en primer lugar, el "consumo racional de la ropa". "No tiene nada de sentido el consumo desproporcionado que se hace de la "fast fashion". La ropa que se fabrica con baja calidad y, además, la publicidad hace que cada vez queramos y consumamos más ropa. Si se regulase eso en primer lugar, se disminuiría mucho la producción textil porque utilizaríamos la ropa muchos años", ha reconocido Iturbe.

Una vez conseguido eso, los ecologistas proponen "la creación de un Kilómetro 0 igual que ocurre en la industria alimentaria". "Lo más lógico es que la ropa se produzca allá donde se va a necesitar. Lo que no tiene sentido es que la ropa tenga que viajar kilómetros y kilómetros de un continente a otro. Es absurdo", ha denunciado Paco Iturbe. En el estudio se puede ver un mapa de los vuelos que llegan y parten de Zaragoza con datos de Aena y también del Grupo Inditex. Así, se desgrana que hasta el aeropuerto de la capital aragonesa llegaron vuelos de Qatar, China, Turquía o Kazajistan con miles de toneladas de ropa y que desde allí partieron a otros países como Israel o Corea del Sur.

Zaragoza es uno de los centros neurálgicos de la producción de Inditex y es que en su centro logístico de Plaza empaquetan y tratan la ropa de mujer que luego viajará, en avión, a todos los países del mundo hasta los que llega el gigante de Amancio Ortega. "En este caso que Zaragoza sea un lugar tan importante desde el que viaja la ropa no es una buena publicidad por el impacto social y medioambiental que esto tiene. Además, esta moda aérea tampoco supone un gran incremento del empleo ni importantes beneficios, por lo que es absurdo", concluyen desde Ecologistas en Acción Aragón.