De más de 40 grados a máximas de 29 de un día para otro: así llega agosto a Aragón

calor
photo_camera El día más caluroso será el miércoles

Este verano está siendo en Aragón el de las olas de calor con sensaciones térmicas de más de 46 grados, el de las tormentas de magnitudes históricas y, también, el de un agradable cierzo que sirve como ventilador natural y hace que las noches sean un poco más llevaderas. Esos contrastes serán también protagonistas durante esta semana en la que los termómetros pasarán de marcar más de 40 grados a tan solo 29 de un día para otro. Una bajada de temperaturas propiciada, en gran parte, por las fuertes rachas de viento que se prevén.

La semana empieza ya con calor y con la alerta amarilla por altas temperaturas activada en las provincias de Zaragoza y Teruel para hoy. En ambas se podrían alcanzar máximas de 37 grados y el aviso permanecerá activo desde la 13.00 y hasta las 20.00 horas. Por la noche, las temperaturas bajarán hasta los 21 grados en Zaragoza y los 17 en Teruel. En Huesca, se podrían alcanzar máximas de 35 mientras que las mínimas seguirán siendo de 17.

Agosto arrancará el martes con temperaturas similares en las tres provincias. En Zaragoza, las máximas serán de 35 y las mínimas de 20, en Huesca de 32 y mínimas de 17 y en Teruel de 36 y 17 grados. El miércoles será el día más caluroso de la semana con la alerta por temperaturas máximas activada en Zaragoza y Huesca. En la provincia zaragozana las máximas superarían los 41 grados y las mínimas serían de 21 grados. En Huesca, los termómetros marcarán máximas de 36 grados y mínimas de 18 y, en Teruel, las temperaturas máximas serán de 37 grados y las mínimas de 17.

Para el jueves, habrá una situación completamente diferente y las máximas caerán en picado hasta diez grados. Así, en Zaragoza habrá máximas de 29 grados y mínimas de 18, en Huesca los termómetros oscilarán entre los 27 grados y los 16 y en Teruel habrá máximas de 30 grados y mínimas de 15.

Por el momento, el resto de la semana se mantendrá estable con temperaturas agradables que casi no superarán los 30 grados, aunque se prevé que el domingo vuelvan a subir.