SEGÚN LA UPA

Cifran en 364 millones de euros las pérdidas en el campo por la sequía

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha cifrado en 364 millones de euros las pérdidas del sector agrario a causa de la sequía de este invierno. Por ello, piden a las administraciones que tomen decisiones ágiles para paliar estos daños y han calificado de "insuficientes" las medidas propuestas hasta ahora por DGA y Ministerio.

Zaragoza.- La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha estimado que las pérdidas causadas por la sequía de este invierno ascienden a 364 millones de euros, entre agricultura y ganadería. Los cereales de invierno, el cultivo de leñosos o el forraje son los productos más afectados por las inclemencias meteorológicas, tal y como ha detallado el secretario general de UPA Aragón, José Manuel Roche.

Así, la cosecha de cereal de invierno se ha visto reducida en torno a un 50% siendo el cultivo de cebada el más afectado. Roche ha detallado que de las 1,17 millones de toneladas de cultivo se ha recogido este año 585.000, lo que se ha traducido en una pérdida económica de 190 millones de euros.

En el cultivo de forrajes, la pérdida también ha sido "elevada", aproximadamente de unos cien millones de euros. Con respecto a este sector, Roche ha detallado que en Aragón se cultiva el 60% de la producción de alfalfa de España y gran parte se exporta a los Emiratos Árabes Unidos, "un buen cliente que podría irse si se queda desabastecido".

En lo que respecta a los leñosos, la pérdida asciende al 25% de la producción, lo que se traduce en unos 6,5 millones de euros.

La sequía ha afectado también al sector ganadero que, ante la falta de pastos, ha tenido que alimentar a los animales a base de piensos. Desde UPA se estima que el sector ganadero ha sufrido pérdidas por valor de 63 millones de euros en el ganado ovino y de 5,6 millones en el vacuno. Así, las pérdidas en el sector ganadero superan los 68 millones de euros.

Pasividad de las administraciones

"Ante esta situación, las administraciones, por desgracia, continúan sin tomar medidas", ha criticado Roche, quien considera que las decisiones adoptadas hasta ahora "son buenas pero insuficientes".

"Hemos mantenido dos Mesas de Producción y tres reuniones en el Ministerio de Agricultura", ha recordado Roche, que ha instado a las administraciones a "dejar de marear la perdiz ante un problema muy grave".

En el mismo sentido se ha expresado el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, que ha estimado que las pérdidas en el conjunto del país superan los mil millones de euros. "El Ministerio no puede hacer que llueva, pero puede tomar medidas rápidas y ágiles", ha dicho Ramos, que ha abogado por medidas de corte fiscal, principalmente para los ganaderos, que están asumiendo el sobrecoste de la alimentación con piensos de los animales.

Roche ha insistido en la necesidad de "recuperar el Pacto del Agua" ya que "es clave para paliar la sequía”. "Debemos ser capaces de regular el agua en Aragón y para ello son esenciales las presas de Biscarrués y Yesa", ha recordado el secretario general de UPA Aragón.

Reforma de la PAC

Lorenzo Ramos ha aprovechado su comparecencia para referirse a la reforma de la Política Agraria Común que entrará en vigor en 2014. La figura del agricultor en activo continúa siendo uno de los puntos más polémicos. "Necesitamos que las ayudas se destinen a corregir desequilibrios con justicia social", ha aseverado el máximo responsable de UPA, que ha criticado que "hay parte de las ayudas que se las lleva gente que no tiene nada que ver con los agricultores".

A juicio de Ramos, la existencia de la PAC es "necesaria" porque los agricultores "somos los que mantenemos los pueblos y cuidamos el medio ambiente".

Desde UPA consideran que la PAC "debe resolver los problemas del sector". Por el contrario, denuncian, "se ha ido liberalizando y se han ido eliminando mecanismos de regulación de los mercados, por lo que los productores no podemos influir en los precios de los productos".

Con respecto a este asunto, José Manuel Roche ha incidido en que esta reforma de la PAC es "clave" porque "puede llevarse por delante muchas explotaciones". "Nosotros apostamos por la agricultura de producción y no de propiedad", ha sentenciado.