Cierra el aeropuerto y dos trenes permanecen parados en Grisén y la Estación Delicias por la nieve

El Gobierno de Aragón ha activado el nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil ante las incidencias por las nevadas
carretera
photo_camera La A-23 es una de las carreteras más afectadas

El Gobierno de Aragón acaba de activar el nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón, Platear, ante la intensa nevada que ha caído este viernes en la Comunidad debido a las "afecciones importantes" que se han estado registrado a lo largo del día, tal como ha confirmado el director general de Interior y Emergencias, Miguel Ángel Clavero. Actualmente, el aeropuerto de Zaragoza permanece cerrado por la acumulación de nieve en las pistas y se han desviado tres vuelos hasta otros aeropuertos cercanos. Asimismo, dos trenes permanecen parados en la Estación Delicias y en Grisén por la imposibilidad de llegar a su destino. "Los pasajeros de los convoys están bien atendidos por lo que no hay mayor problema. El de Grisén parece que va a ser trasladado por Renfe hasta la Estación Delicias", ha asegurado Clavero.

La situación se ha ido complicando en las carreteras paulatinamente a lo largo de la tarde y se han registrado embolsamiento de camiones y acumulaciones importantes de nieve en la A-2, la A-23, la AP-68 y la A68. Ha habido algunas pequeñas salidas de vía y colisiones de vehículos, aunque "nada importante" a excepción de un alcance en la A-23 al mediodía, tal como han explicado las autoridades.

Actualmente todos los cuerpos operativos están interviniendo en las carreteras, desde Guardia Civil hasta voluntarios de Protección Civil y se espera que sigan trabajando durante la noche puesto que está previsto que siga nevando. "La situación evoluciona favorablemente pero todavía queda una noche de trabajo. Se espera que nieve en la zona ya hacia Teruel y será en la A-23 donde prevemos que más tarde se va a retirar la nieve", ha asegurado el director general.

Asimismo han instado a "extremar las precauciones" ante la formación de hielo por la drástica bajada de las temperaturas (la Aemet ha activado la alerta naranja mañana en varias zonas por mínimas de hasta -8 grados). "Hay que tener mucho cuidado tanto en las vías de comunicación en las carreteras como en las calles. Lo que es la ciudad de Zaragoza posiblemente de aquí a medianoche dejará de nevar, se despejará y se continuarán limpiando las carreteras tanto en la capital como en las carreteras circundantes".

"Todos los operativos de carretera están trabajando para poder limpiar esas carreteras y empezarán a repartir sal para de cara a esas bajadas de temperaturas y evitar lo posible la formación de placas de hielo. Además las carreteras del Estado, con la previsión que tenemos en la A23, van a estar trabajando toda la noche de manera que en la medida de lo posible mantengan esa vía de comunicación abierta, aunque sea con las restricciones que se valoren desde el Guarda Civil de Tráfico", han culminado.