Aragón se prepara para un puente pasado por agua, con escasa nieve y un chorro polar

El miércoles las temperaturas todavía se mantendrán estables y los cielos despejados.
photo_camera El miércoles las temperaturas todavía se mantendrán estables y los cielos despejados.

Con la maleta medio cerrada y un pie ya en el coche para poner rumbo al pueblo, la playa o cualquier otro destino, los aragoneses se preparan ya para disfrutar de un Puente de la Constitución que, para los más afortunados, tendrá cinco días festivos. A los que tenían previsto ponerse los esquís y comenzar a deslizarse por la nieve, Aramón confirmó ayer que solo abriría Valdelinares, mientras que las otras estaciones todavía tendrán que esperar un poco. Y es que se espera que este puente sea pasado por agua y con escasa nieve. La cota de nieve oscilará entre los 1.300 el miércoles, Día de la Constitución y festivo, y de los 1.300 al principio del jueves hasta los 2.400 a 2.600 durante la jornada. Además, un chorro polar se instalará en la Comunidad dejando temperaturas bajo cero que, paradójicamente, subirán cuando se acaben los días festivos.

El miércoles las temperaturas todavía se mantendrán estables y los cielos despejados. Se espera que en Zaragoza los termómetros oscilen entre los 13 grados de máxima y los 3 de mínima, en Huesca entre los 3 y 11 y en Teruel, las mínimas bajarán hasta -1 grado y las máximas superarán los 13 grados.

El jueves 7 de diciembre será un día pasado por agua en la Comunidad, pues se esperan precipitaciones abundantes en las tres provincias. Las temperaturas se mantendrán estables pero el frente húmedo y las lluvias harán que la sensación térmica disminuya. Así, en Zaragoza se registrarán entre 5 y 13 grados, en Huesca entre 4 y 11 y en Teruel entre -1 y 14. Se espera que las precipitaciones se extiendan a lo largo de toda la jornada.

El viernes, Día de la Inmaculada, amanecerá con tormentas que pueden ser potencialmente fuentes sobre todo en las primeras horas del día en las tres provincias. Las temperaturas mínimas serán bajas en Teruel, donde no se superará el 1 grado, mientras que en Huesca y Zaragoza subirán hasta los 7. Las máximas oscilarán entre los 12 y los 15.

Para el fin de semana ese chorro polar parece que se irá disolviendo poco a poco y las temperaturas máximas ya oscilarán entre los 13 y los 17 grados. Eso sí, las mínimas continuarán siendo bajas en Teruel con temperaturas entre los 0 y 3 grados.