Aragón iniciará el 15 de junio la fase de máxima activación por peligro de incendio forestal

En 2023 se registró la campaña estival con menos incendios y superficie quemada de los últimos 20 años
incendio-forestal
photo_camera Se activarán de forma simultánea hasta 625 efectivos de los más de 1.300 que participan globalmente hasta el 15 de septiembre

Aragón iniciará el próximo 15 de junio la etapa de máxima activación del Operativo de Prevención y Extinción de Incendios (Infoar), que permitirá activar de forma simultánea hasta 625 efectivos de los más de 1.300 que participan globalmente hasta el 15 de septiembre. Una campaña estival que se inicia en la Comunidad con un escenario meteorológico desigual, con la zona sureste más propensa para que se pueda desatar un Gran Incendio Forestal (GIF) debido a la falta de precipitaciones en lo que va de año, lo que ha provocado un peor estado de la vegetación.

Un escenario que se sucede después de que en 2023 se registrara la campaña estival con menos incendios y superficie quemada de los últimos 20 años, aunque desde la DGA han pedido “no confiarse” y han pedido “máxima colaboración”. “Las administraciones somos los que más responsabilidad tenemos, pero también las empresas, los agricultores y los ciudadanos. Cualquier negligencia o descuido puede provocar un incendio”, ha señalado el consejero de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco.

Precisamente las negligencias y los accidentes son las causas principales por las que se desatan los incendios, fundamentalmente por quemas agrícolas cuando el Índice de Riesgo por uso del fuego en Aragón (IRUF) es desfavorable (en rojo) durante las épocas de invierno, primavera y otoño. En verano la casuística cambia ligeramente y aumentan los incendios por causas naturales como los rayos, aunque siguen siendo mayoritarias las causas por negligencia.

La jefa de servicio de Gestión de los Incendios Forestales, Maribel Ureta, ha recordado que diariamente desde el 1 de abril al 15 de octubre se publica el mapa del Nivel de Alerta de Peligro de Incendios Forestales (Napif), que indica la situación de peligro por incendio forestal por comarcas. En él se establece la clasificación de riesgo a cuatro niveles: verde (bajo), amarillo (medio), naranja (alto), rojo (muy alto) y rojo plus (situaciones excepcionales). En función de la categoría se establecen una serie de prohibiciones.

NOVEDADES EN ESTA CAMPAÑA

Como novedades en esta campaña, tal y como ha detallado la directora general de Gestión Forestal, Ana Oliván, se ha puesto en servicio la Red de comunicaciones de emergencias unificada de Aragón, un nuevo sistema de comunicaciones digital basado en el estándar Tetra para la atención de emergencias, incluidas las de incendios forestales. Además, se van a mejorar los puntos de encuentro de las cuadrillas, comenzando por aquellos que son propiedad del Gobierno de Aragón con varios proyectos que ya están en fase de licitación.

Este año también está previsto que se incorporen al operativo cinco nuevos vehículos autobomba y un nuevo camión de puesto de mando avanzado. Se va a ejecutar también la construcción de la base helitransportada de Calamocha y se espera que entre en servicio la nueva base de Villanueva de Gállego, desde la que operará el helicóptero de coordinación de medios aéreos que hasta ahora se localiza en la Base Aérea de Zaragoza.

A su vez, se ha implementado la Guardia de unidad técnica de apoyo (UTA) durante todo el año (hasta 2023 solo había guardias a partir del 1 de abril) y, en la misma línea, se ha reforzado el personal de guardia los fines de semana de alta activación para facilitar los relevos (un guardia de técnico adicional y otra de conductor adicional). Por último, se está trabajando para mejor la formación para el personal de mando y dirección de los incendios.

MEDIOS DEL OPERATIVO INFOAR

En cuanto al Operativo Infoar, al que se han destinado 47 millones de euros, cuenta entre medios propios y conveniados con las comarcas y Diputación Provincial de Teruel, con un total de 39 vehículos. De estos, 35 de ellos son autobombas tipo 2 (con una capacidad media de 3.500 litros) y 4 autobombas tipo 3 (con una capacidad media de 450 litros).

Además, durante la época de máxima activación, el operativo cuenta con una red de 26 vehículos 4x4 pick-ups dotados con sistema de extinción (bomba de impulsión y depósito de agua de 400 litros de capacidad). Cada área medioambiental dispone de uno de estos vehículos, así como el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, que también dispone de uno. Estos vehículos están asignados a los agentes de protección de la naturaleza.

También durante el periodo de máxima activación, la comunidad autónoma cuenta con el apoyo de 3 tractores de orugas bulldozer con disponibilidad completa (1 por provincia) montado sobre camión tractor con plataforma para su despacho inmediato. En cuanto a los medios aéreos, se cuenta con un total de 9 aeronaves, 1 de coordinación y 8 de ellas asociadas a brigadas helitransportadas. De estas últimas, 6 son helicópteros de carga ligera y 2 de carga media.

BALANCE DE ENERO A ABRIL: 78 INCENDIOS EN ARAGÓN

Desde el 1 de enero hasta el 30 de abril se han registrado 78 incendios en Aragón (el tercer año con menor número registrado del periodo 2005-2024) que han calcinado 73,54 hectáreas de las que el 26% son arboladas. En cuanto a la causalidad, un 97,4% se debieron a causas humanas. De los 36 siniestros por accidentes y negligencias, 23 fueron quemas agrícolas, ganaderas o para el control de la vegetación.

Sin embargo, fuera de esta estadística quedan los que incendios han sucedido este mes de mayo, al no haber finalizado para contabilizarlo, cuando ocurrieron el IF de Arens de Lledó (8 de mayo) y el IF de la localidad catalana de Batea (11 de mayo), que afectó también a los municipios zaragozanos de Fabara y Nonaspe.