Aragón baja al nivel 1 de alerta y la crecida del Ebro avanza hacia el embalse de Mequinenza

Hasta 50 efectivos del Gobierno de Aragón se mantendrán activos en las zonas afectadas
UME-río-Ebro-inundaciones-agua
photo_camera Los efectivos de la UME se retirarán ante la bajada del nivel de alerta | Foto: Ministerio de Defensa

La avenida ordinaria del río Ebro a su paso por Aragón ya está en descenso. Así lo ha confirmado este mediodía el director general de Interior y Emergencias del Gobierno de Aragón, Miguel Ángel Clavero, tras la reunión de seguimiento en el puesto de mando avanzado ubicado en Pina de Ebro. Ahora, la evolución de la máxima avenida está llegando al embalse de Mequinenza, si bien es cierto que será un descenso lento, de entre 6 y 12 horas.

"Nos da cierta tranquilidad. Vamos a descender el nivel de emergencia al 1. También vamos a desmovilizar a la UME porque con los medios propios del Gobierno de Aragón, la Diputación de Zaragoza y el Ayuntamiento de Zaragoza somos suficientes para atender los incidentes que pueden seguir surgiendo, pero serán muchísimos menos", ha anunciado Clavero.

Las localidades de Zaragoza, Villafranca e, incluso, Gelsa están ya en descenso. Tanto es así que el Ayuntamiento de Zaragoza ha desactivado el Plan Municipal de Protección Civil. Sin embargo, hasta el embalse de Mequinenza quedan municipios como Sástago, Escatrón, la comarca de las Cinco Villas o Alforque. "Aun quedan municipios que están elevados sobre el nivel del río, pero pueden tener carreteras, caminos o instalaciones que, aunque no es probable, pueden verse afectados", ha recordado. En este sentido, el caudal del Ebro a su paso por Zaragoza es de 1.500 metros cúbicos por segundo. En Gelsa la altura del río pasa a 4,60 metros de altura y en Villafranca a 7 metros.

El número de efectivos que se mantiene sobre el terreno se reduce de las más de 100 personas que han trabajado en las últimas horas en los momentos más críticos a unas 50. A ellas hay que sumar a los trabajadores del Centro de Coordinación de Emergencias que siguen operativos.

AFECCIONES

Según han informado también desde el puesto de mando avanzado, ha habido afecciones por inundación de campos de cultivo, una mota afectada y algún transformador que ha tenido que ser intervenido. En Pina de Ebro, localidad en la que se mantiene cortada la A-1107, se está achicando agua en uno de los colectores de pluviales para poder dar paso a los lluvias anunciadas para la tarde.

Lo demás han sido pequeños achiques y mucha vigilancia para comprobar que todas las motas, a excepción de una en la zona de Pina, han funcionado. De igual forma, se ha desalojado una explotación ganadera de cerdos de Villafranca. Una evacuación que, ha afirmado Clavero, fue una recomendación del Departamento de Agricultura.