Los afectados por el pantano de Mularroya se reúnen este sábado para denunciar el estado de la zona

Este sábado, Jalón Vivo y Coagret han organizado un recorrido por la zona afectada del pantano de Mularroya, para volver a denunciar el expolio que supone esta obra por parte del Gobierno del Estado. Una obra que afecta, según Coagret, tanto a los habitantes de la zona como a la fauna y a los espacios protegidos Red Natura 2000.

Zaragoza.- La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (Coagret) junto con la plataforma ecologista Jalón Vivo han organizado para este próximo sábado, día 17, un recorrido por la zona afectada por el pantano de Mularroya. La marcha dará comienzo a las 10.00 horas desde la plaza de Morata de Jalón. El objetivo de la misma no es otro que “volver a denunciar el expolio que supone esta obra por parte del Gobierno del Estado, tanto para los habitantes de la zona como para la fauna y para los espacios protegidos Red Natura 2000”.

El presidente de Coagret, Julián Ezquerra, ha explicado que el motivo de la marcha del sábado no es otro que “hacer una visita a las obras del embalse, ver cuál es la situación medioambiental, cuáles son los daños medioambientales, que ya son irreversibles”. “Es una visita para gente que no conozca la zona, ni la obra y el territorio”, ha apuntado Ezquerra.

Julián Ezquerra ha mencionado la sentencia de la Audiencia Nacional de julio del 2009 que anulaba las resoluciones que en su día aprobaron el estudio de impacto ambiental y el anteproyecto y proyecto de construcción del embalse. Además, Bruselas ha admitido a trámite una queja que será estudiada una vez se aclare el proceso jurídico.

El presidente de Coagret ha indicado los impactos ambientales que han sido reconocidos por sentencias tribunales del Tribunal Superior de Justicia. “Por esta razón, pensamos que no se debería seguir haciendo esta obra mientras todavía esté bajo jurisdicción judicial el proyecto”. Y añade, “precisamente en esta época de crisis hacer una obra de estas características algo innecesario, un derroche de dinero público que seria imperdonable”.
 
La construcción de Mularroya, una obra del Pacto del Agua, comenzó en el 2008. Y los impactos ambientales negativos a los que alude la sentencia no incluyeron la paralización de las mismas, por lo que la Confederación Hidrográfica del Ebro “continúa con los trabajos a la par que con las obras de restitución a los pueblos afectados mientras se tramita el recurso interpuesto”, ha remarcado el presidente de Coagret.

Tanto Coagret como Jalón Vivo hacen un llamamiento para todos aquellos interesados que quieran sumarse a esta marcha; ya que consideran que es una buena ocasión para realizar fotografías sobre cómo están actualmente las obras, para tener material actualizado en su denuncia pública y conocer la zona.

El desplazamiento hasta Morata y la vuelta a Zaragoza o a Calatayud se realizará mediante el tren o el autobús. La comida que se ofrecerá a los asistentes se realizará en el albergue de Morata. No obstante, aseguran, desde ambas organizaciones, que algunos tramos de la marcha se realizarán en coches que pondrá la organización para aprovechar al máximo el tiempo.