CHOQUE ENTRE PP Y VOX

Vox acusa de “censura” al PP en Huesca y abandona el Pleno municipal

Nuevo episodio de tensión entre los dos partidos, una constante en los últimos meses en la capital altoaragonesa 
photo_camera A los diez minutos de arrancar la sesión plenaria, Vox ha dejado vacíos sus escaños.

Caras de circunstancias, un receso de dos minutos para digerir lo sucedido que ha terminado durando diez y una prueba más de lo complejo que está siendo el primer año del mandato de la alcaldesa Lorena Orduna (PP) en Huesca. Los dos concejales de Vox en el Ayuntamiento, José Luis Rubió y Susana Magán, han abandonado este martes el Pleno municipal entre acusaciones de “censura” y “complicidad con el PSOE” de los populares mientras se debatía un asunto a priori menor, como son las ordenanzas de las instalaciones deportivas. Una escena (otra más) que se suma a las recientes acusaciones cruzadas entre PP y Vox de haber roto el pacto de Gobierno.

En la plaza de la Catedral se ha vuelto a vivir una tensión que suena familiar. Ha abierto la veda Rubió, portavoz en detrimento del concejal escindido Antonio Laborda: “Estamos en el primer Pleno desde la entrada en vigor del nuevo reglamento orgánico ‘Anti Voximpulsado por el señor Oliván (el teniente de Alcalde) y aprobado con la complicidad del PSOE”. Una normativa por la que se acotaban las propuestas que podía presentar cada grupo y que los voxistas han tachado de “censura”. El principal representante de la formación ha criticado también que este mes no se hayan reunido de forma ordinaria las comisiones de Hacienda y Urbanismo.

Desde Vox apuntan también a Lorena Orduna. “Señora alcaldesa, las fotografías no cuentan como trabajo”, ha apuntado Rubió. Acto seguido ha avanzado “para los próximos días” una comparecencia con una batería de propuestas para la ciudad. Esas, ha dicho, “que tanto PP como PSOE no nos dejan hacer en este Pleno”. Como viene siendo habitual, las alusiones han salpicado a Laborda a raíz de la denuncia presentada por su antiguo partido, en la que lo acusan de utilizar recursos del grupo municipal en beneficio propio y de sus empresas. “El equipo de Gobierno no ha querido posicionarse en ningún sentido”, ha subrayado.

Ha sido entonces, a los diez minutos de arrancar la sesión plenaria, cuando han dejado vacíos los escaños. Lo han hecho, según Rubió, “en protesta por la censura sufrida y la falta de trabajo del Ayuntamiento”.

ORDUNA: “EN HUESCA GOBIERNA EL PP CON MAYORÍA SIMPLE Y NO HEMOS HECHO DECLARACIONES RACISTAS”

Ha querido el orden del día que a los pocos minutos saliera del cajón otro de los puntos de fricción recientes entre PP y Vox, como fueron las declaraciones del vicepresidente Alejandro Nolasco sobre el islam. En el turno de preguntas a la alcaldesa por parte del público, Orduna ha asegurado que “es el PP con mayoría simple” quien gobierna. “Aquí nunca hemos hecho declaraciones racistas que fomenten el odio. Soy la alcaldesa de Huesca, no pertenezco al Gobierno de Aragón, ha quedado bastante clara nuestra posición tanto en anteriores plenos como en la carta que remitimos en su día”, ha señalado.

Dice Orduna que “gobierna para todos” y, por tanto, “todo el mundo merece el máximo respeto” y por extensión las creencias de cada cual. “Nunca haría declaraciones que perjudicaran a nadie que viva aquí. Una religión, sea la que sea, no lleva implícita ningún tipo de acción de odio o violencia”, ha zanjado.