Villanúa acoge la VII Full Moon que espera superar los 80 inscritos

El recorrido de 5 Km. transcurre por el bosque El Juncaral y también por un tramo del Camino de Santiago. Fotografía: Ayuntamiento de Villanúa
photo_camera El recorrido de 5 Km. transcurre por el bosque El Juncaral y también por un tramo del Camino de Santiago. Fotografía: Ayuntamiento de Villanúa

Con la luz de la luna y la del frontal, que obligatoriamente deben portar todos los corredores, este sábado, 5 de agosto, se va a celebrar la séptima edición de la Full Moon, una carrera nocturna que se ha convertido en un clásico del verano en Villanúa por sus singulares características. Este año se espera superar la cifra de 80 inscritos.

La Full Moon llama la atención por ser una prueba en la que conviven deportistas de élite con otros que simplemente quieren participar para disfrutar de un entorno inigualable en unas condiciones especiales para carreras de estas características: la noche pirenaica.

Según Ángel Varela, técnico de deportes del Ayuntamiento de Villanúa, “la Full Moon es una prueba de carácter popular, muy asequible por distancia y desnivel. Su principal aliciente, y por eso atrae a tantos corredores, es que es una carrera nocturna por una zona de bosque muy atractiva para público y corredores”.

Su recorrido de 5 kilómetros transcurre por zona llana, pero mixta, con tramos de tierra y piedras, y por el interior del hermoso bosque de pinos de El Juncaral. El recorrido completa el itinerario del Paseo El Juncaral, regresando al Ecoparque a través de la Cabañera, que es también Camino de Santiago. Es una carrera para atletas federados y con mayoría de edad.

Las inscripciones se pueden realizar hasta las 15.00 horas del día 5 de agosto, en la web: www.turismovillanua.es y de 18.00 a 22.00 horas en el Ecoparque el Juncaral de forma presencial, así como la recogida de dorsales. El precio único de la inscripción es de 10 euros. El inicio de la carrera está previsto a las 23.00 horas.

La Full Moon no es una carrera más, el hecho de celebrarse por la noche obliga a la organización a un esfuerzo añadido para solucionar problemas logísticos que no se suelen dar en las carreras de día. El marcaje de la prueba es con balizas luminosas y tanto los corredores como los voluntarios tienen que llevar luz frontal.

UN VERANO DE CAMPEONATO

Después de la Full Moon, Villanúa tiene nuevas citas en su intenso calendario deportivo. El 12 de agosto se ha programado El Muro, la que ya se conoce como la carrera más diferente del Pirineo, que se desarrolla en las 28 gradas del barranco de El Lierde, construidas en su día para su canalización.

El 19 de agosto llegará una de las clásicas del verano en el Pirineo aragonés, la popular Subida a la Fuente del Paco, una carrera de montaña sobre un circuito 60% pista de tierra, 22% de senda y 18% asfalto, que este año celebrará la 19 edición.

El 26 de agosto se celebrará en el circuito de Pump Track de Villanúa, uno de los que reúne mejores condiciones de todo Aragón, una prueba de la Copa de Aragón de esta disciplina, que es una de las que ha experimentado mayor progresión de cuantas se agrupan en la federación de ciclismo.

Y finalmente, el 17 de septiembre se celebrarán en Villanúa cuatro competiciones del máximo nivel sobre tres circuitos: la ya clásica 2KV Collarada (con sus dos modalidades: “Puyar nomás”, que será también por primera vez prueba puntuable para el prestigioso circuito internacional VK OPEN Championships; la “Puyar y Baxar”) y el Campeonato de España de Kilómetro Vertical. Se espera la participación de cerca de 450 corredores del máximo nivel tanto nacionales como extranjeros.