Victoria Abril celebra sus bodas de oro sobre los escenarios en el Festival de Cine de Huesca

La actriz ha recibido el Premio Luis Buñuel en la 52ª edición del Festival Internacional de Cine de Huesca
Victoria Abril celebra sus bodas de oro sobre los escenarios en el Festival de Cine de Huesca
photo_camera Victoria Abril celebra sus bodas de oro sobre los escenarios en el Festival de Cine de Huesca

La actriz Victoria Abril, uno de los nombres con mayúsculas del séptimo arte en Francia, España y todo el continente europeo ha celebrado sus 50 años de carrera en el marco de la 52ª edición del Festival Internacional de Cine de Huesca. El certamen oscense le rinde tributo con el Premio Luis Buñuel. “El Premio Luis Buñuel es un premio a una carrera, justo cuando me tocan mis Bodas de Oro, me lo merezco, son 50 años, y estoy agradecida y emocionada”, ha afirmado la madrileña en un multitudinario encuentro con el público realizado en la céntrica plaza López Allué de la capital donde se han superado los 300 asistentes.

La también cantante ha mantenido una charla con el escritor y cineasta Luis Alegre en la que se ha mostrado cercana, divertida y bromista. “Estoy en Huesca, son mis Bodas de Oro y mi regreso a España después de 45 años de estar fuera, eso es algo que no se olvida”, ha resaltado, además de asegurar que “espero que aquellos que no conozcan el Festival de Huesca empiecen a conocerlo, lo respeten y lo publiciten más”.

Tras 45 años sin pisar los escenarios españoles, Victoria Abril regresa para encabezar este verano la obra “Medusa”, en el Teatro Romano de Mérida. La veterana actriz ha hablado de sus inicios cuando quería ser bailarina clásica pero las condiciones y normas de la época la hubieran llevado a ser secretaria de oficina. Fue a través de su profesora de ballet que se incorporó, insegura, al reparto de “Obsesión” (1975), , para seguir con “Robin y Marian”, ese mismo año, la italiana “Y le llamaban Robin Hood” (1976) y “La bien plantada” (1976), de Ramón Gómez Redondo.

“Mi quinta película fue “Cambio de sexo”, de Vicente Aranda y hasta entonces no me interesaba ser actriz, sino no ser secretaria; fue de manos de Vicente, mi maestro, mi faro, el pilar de mi ‘triple A’, que me di cuenta que estaba hecha para la interpretación, dejé las zapatillas de ballet y no las volví a coger hasta hace dos años para una obra en la que empezaba bailando de puntas”, ha compartido Victoria Abril con el público.

La actriz también ha tenido palabras para los otros dos cineastas que conforman esa ‘triple A’, Agustín Díaz Yañez, con quien filmó “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto” y “Sin noticias de Dios”, entre otras y Pedro Almodóvar, quien la dirigió en “La ley del deseo”, “¡Atame!”, “Kika” y “Tacones lejanos”. “Todos los directores han aportado a mi carrera pero es verdad que yo les daría un poquito de la Palma de Oro a mi fiel ‘triple A’”, ha sentenciado la actriz.

“MEDUSA”, SU NUEVA OBRA, EN EL TEATRO DE MÉRIDA

La homenajeada con el Premio Luis Buñuel de la 52ª edición del Festival Internacional de Cine de Huesca ha anunciado, emocionada, su vuelta a los escenarios españoles este verano, en el Teatro Romano de Mérida, al cual ella llamó “la meca del Olimpo”, con la super producción “Medusa”, bajo la dirección de José María del Castillo.

Esta reformulación del clásico mito sobre el temido monstruo de la antigüedad con cabellos de serpiente y mirada petrificadora, es una puesta en escena multidisciplinar con 30 personas en escena y se verá del 31 de julio al 11 de agosto en el célebre festival de la ciudad extremeña de Mérida.

“Esta producción ya está interesando mucho a otras ciudades que no tienen teatros tan grandes pero con los que estamos pensando hacer una adaptación más pequeña y voy a sugerir que pueda estar en el Teatro Olimpia de Huesca”, ha concluido Victoria Abril.