El PP de Huesca dice que el pacto con Vox en el Ayuntamiento está roto

Lorena Orduna gobierna en solitario a un concejal de la mayoría absoluta pero aprobó los últimos Presupuestos junto a Vox
Pleno-Huesca-Vox
photo_camera Corporación municipal, con Orduna en el centro y el teniente de alcalde Oliván (primero por la izquierda). Foto: Ayuntamiento de Huesca

No es el primer choque, tampoco el segundo y probablemente no sea el último pero quizá se trata del más sonado en lo que va de mandato. El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Huesca, Ricardo Oliván, acusó este lunes a José Luis Rubió (Vox) de romper de forma unilateral su pacto de gobernabilidad en el consistorio. Es por esto, asegura, que no están obligados a negociar “nada”. La bronca llegó a cuenta de una moción sobre los remanentes, que los populares sacaron adelante gracias al concejal escindido de los voxistas, Antonio Laborda, que continúa en el Grupo Mixto.

“Dos no riñen si uno no quiere y dos no mantienen un acuerdo si uno no quiere”, declaró Oliván, “el que lo rompió con testigos delante fue usted y si dice lo contrario está mintiendo y lo sabe”. Fue su respuesta a las acusaciones de Rubió de haber faltado a su palabra al pactar este punto del orden del día con Laborda, blanco de críticas por parte de antigua formación durante todo el transcurso de la jornada. Cabe recordar que ambas partes irán a juicio después de acusarle la dirección provincial de haber utilizado medios del partido en beneficio de sus empresas, algo que niega.

En este mismo Pleno, la formación que hoy integran Rubió y Susana Magán dejó patentes sus quejas por la limitación de propuestas en los plenos planteada por el Gobierno municipal del PP. La corporación considera que es una forma de agilizar estas sesiones, algo que Vox tacha de censura. No obstante, los populares no pasaron por alto este lunes que en Zaragoza se utiliza un método similar. “Pregunte a sus compañeros por qué no han presentado alegaciones ahí”, apuntó el número dos de Lorena Orduna. Oliván considera este asunto “de sentido común”. El mismo, dice, “que imperaba en la Junta de Portavoces hasta que usted llegó a este Ayuntamiento”, en referencia a Rubió.

El parón de actualidad política por la Semana Santa apunta a calmar los ánimos. A la vuelta, los siguientes Plenos o comparecencias públicas pueden servir de termómetro para una situación delicada pero que no es nueva. Tras la ruptura de Laborda con Vox, a Lorena Orduna se le abrió la posibilidad de pactar los Presupuestos para 2024 con este concejal. Acabó primando el Pacto para la Gobernabilidad de Aragón, suscrito en la DGA pero extensible a las tres provincias (aunque Emma Buj tiene mayoría absoluta en Teruel).