Persiste el peligro de aludes en el Pirineo, principalmente en cotas altas

Por debajo de los 2.000 metros este lunes pueden formarse aludes de nieve reciente de tamaño pequeño o mediano
Foto archivo de un alud en Candanchú
photo_camera Foto archivo de un alud en Candanchú

El peligro de aludes en el Pirineo persiste, aunque con un ligero descenso del nivel. Atendiendo al boletín que reporta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en la Jacetania, Gállego, Sobrarbe y Ribagorza, hay peligro nivel 4 (Fuerte) en cotas por encima de 2.200 metros, aunque podría bajar hasta el nivel 3 (Notable) que es el que se reporta por debajo de esa altura durante el día.

El principal problema que podría causar aludes en esas cotas más altas son las placas de viento, que suelen formarse tras nevadas con fuertes rachas y que al no estar ancladas sobre la nieve de debajo pueden romperse ante una sobrecarga y deslizarse. Por debajo de los 2.200 metros, persisten los problemas de aludes por nieve reciente y nieve húmeda.

Según indica la Aemet, por debajo de los 2.000 metros este lunes pueden formarse aludes de nieve reciente, en general pequeños (tamaño 1) o medianos (tamaño 2, suficiente para enterrar a una persona). De ocurrir estos aludes, serán más probables por la tarde, coincidiendo con las horas de mayor insolación.

Además, debido a la retirada de las precipitaciones, se han formado costras durante la madrugada, mejorando progresivamente el anclaje de la nieve al manto. Las costras son fuente común de resbalones que pueden causar daños físicos de importancia, por lo que se recomienda transitar con precaución.

En esta jornada en el Pirineo aragonés se podrían dar lluvias o chubascos débiles, con la cota de nieve manteniéndose en torno a 1.300 y 1.500 metros, aunque no se descarta alguna tormenta aislada. Habrá cambios mínimos de temperatura en la Jacetania y descenso en el resto y un ligero ascenso de las máximas.