Luis Lles, en la tormenta del Periferias: “Vox tiene enfilado al festival desde hace mucho tiempo”

Niño de Elche actuó en la última edición el festival, dedicada al pueblo gitano. Foto: Festival Periferas-Álvaro Calvo
photo_camera Niño de Elche actuó en la última edición el festival, dedicada al pueblo gitano. Foto: Festival Periferas-Álvaro Calvo

1 de junio de 2023. Ha pasado menos de una semana desde el triunfo electoral del PP en Huesca con Lorena Orduna cuando dos de las caras visibles de Vox en la provincia advierten a la alcaldesa en ciernes de que necesitará su apoyo más adelante. Quizás no para la investidura, por el concejal que la separaba (y separa) de la mayoría absoluta, porque la tercera fuerza del Ayuntamiento la dejará gobernar en solitario, sino para aprobar los Presupuestos en invierno. Entonces, plantean por primera vez la eliminación del Festival Periferias bajo la polémica consigna “solo sirve para regar a culturetas progres con cientos de miles de euros”. La bronca se enfriará e incluso Orduna inaugurará en persona la que puede ser la última edición de la muestra, poco antes de anunciar su fin para sacar adelante las cuentas con el socio de los populares en la DGA.

Ahí estaba uno de los creadores del Periferias y figura clave en la cultura oscense de las últimas décadas, Luis Lles. Prueba de ello es que recibió, con motivo de San Lorenzo, la Parrilla de Oro de manos de la alcaldesa. Días después del anuncio de la cancelación, tiene claro que la muestra ha sido “una moneda de cambio” en favor de Vox.

“Tienen enfilado el festival desde hace mucho tiempo, les molesta que sea libre, creativo, abierto a la reflexión. Han entablado una batalla cultural y quieren acabar con él. También nos han llamado rojos y filoetarras y por este festival ha pasado gente de todo tipo, el caso paradigmático es Fernando Sánchez Dragó, el impulsor de su moción de censura”, declara ahora a ARAGÓN DIGITAL. Lles responsabiliza directamente al partido de Santiago Abascal, representado por José Luis Rubió en el consistorio oscense. “Por el PP, estoy seguro de que no terminaría. La alcaldesa y la concejal de Cultura dijeron que confiaban en él. ¿Dónde ha quedado eso? En una llamada de Zaragoza para recordarles el pacto con Vox”, opina.

NOLASCO RECONOCE MOTIVOS IDEOLÓGICOS Y DE “BATALLA CULTURAL”

Lejos de medias tintas, lo cierto es que Vox ha terminado admitiendo motivaciones ideológicas en su petición para poner punto y final al festival. Este miércoles, el vicepresidente del Gobierno de Aragón, Alejandro Nolasco, ha dicho conocer la situación “de refilón”, si bien cree que “habrá motivos de peso para que el grupo municipal haya decidido quitarlo”. “Damos la batalla cultural en todos los ámbitos y la vamos a seguir dando implementando las políticas acorde con nuestra ideología y eliminando las que no”, ha añadido el número dos de la DGA.

¿En qué lugar está el Partido Popular? Su líder regional y presidente autonómico, Jorge Azcón, optó al comienzo de esta semana por delegar las reflexiones sobre lo sucedido en Orduna y su equipo, y ella avanzó horas después la posibilidad de poner en marcha una consulta ciudadana para perfilar el nuevo formato del festival. De fondo, la oposición del mundo cultural y los partidos de izquierdas, tanto el PSOE en el Ayuntamiento como el resto en las Cortes, ha levantado una polvareda que ha alcanzado incluso al ministro de Cultura, Ernest Urtasun. “Lamento profundamente la cancelación del festival Periferias de Huesca, que durante 23 años ha sido una referencia para todo el país. El deber de las administraciones es fomentar la cultura, no censurarla”, publicó en sus redes sociales.

José Luis Rubió (derecha) es el portavoz y principal cargo de Vox en el Ayuntamiento oscense tras la salida de Antonio Laborda. Foto: Vox Huesca

UN PRESUPUESTO "IRRISORIO"

En este sentido, Luis Lles recuerda que el reconocimiento, si bien se ha intensificado en los últimos días al calor de la actualidad, siempre ha estado ahí. “El Observatorio de la Cultura, desde hace mucho tiempo, lo pone como el evento cultural más grande de Aragón”, insiste. Un estatus que ha logrado mantener pese a calificar su dotación presupuestaria de “irrisoria” en comparación con sus primeras ediciones a principios de este siglo.

El pasado mes de octubre, del día 20 al 29, la edición dedicada al pueblo gitano dio cabida en distintos puntos de la ciudad a actuaciones, charlas y exposiciones. No llega a ser consuelo pero, por aquellos que piden su vuelta, Lles agradece “que la gente esté echando imaginación en su respuesta a un atropello”.