Los Túneles de Monrepós albergan cerca de 9.500 vehículos al día

Un total de siete túneles y cerca de 9.500 vehículos diarios controlan desde el Centro de Control de Túneles de Monrepós
Imagen de la visita
photo_camera Beltrán, acompañado del subdelegado en Huesca, Carlos Campo, ha conocido de la mano de sus responsables el funcionamiento de la instalación

Un total de siete túneles y cerca de 9.500 vehículos diarios tienen que controlar desde el Centro de Control de Túneles de Monrepós. Así se ha dado a conocer este jueves, cuando el delegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, ha visitado el centro desde el que se monitoriza la seguridad de los citados túneles en la autovía A-23, más tres túneles en el eje pirenaico, en la carretera N-260.

Beltrán, acompañado del subdelegado en Huesca, Carlos Campo, ha conocido de la mano de sus responsables el funcionamiento de esta instalación ubicada en Arguis; además, junto a la jefa de Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Sandra de Francisco, ha agradecido el trabajo que realiza el equipo de vialidad invernal desplegado en la provincia.

Beltrán ha destacado la relevancia que tiene el Centro de Control de Arguis para la seguridad y vialidad del tramo de la A-23 en el Puerto de Monrepós. En este sentido, ha explicado que, en lo que va de año, se ha monitorizado una circulación media diaria en este tramo de 9.438 vehículos. El delegado ha señalado que el carácter de ‘puerta al Pirineo’ de esta vía hace que tenga “un flujo de tráfico muy elevado” durante los festivos y periodos vacacionales, como el pasado puente de la Constitución, durante el que se desplazaron por el Monrepós más de 78.000 vehículos (del 4 al 10 de diciembre, ambos inclusive).

En cuanto al avance para completar el trazado de la A-23, que permitirá aumentar la fluidez del tráfico, el delegado del Gobierno ha apuntado que “desde 2018, el Gobierno de España ha demostrado su firme compromiso con las infraestructuras de la provincia”. En este sentido, ha recordado que el pasado mes de octubre el Ministerio de Transportes sacó a licitación por 115 millones de euros las obras del último tramo de la autovía A-23 entre Lanave y Sabiñánigo Sur.

VIALIDAD INVERNAL

Durante su visita, Fernando Beltrán ha podido comprobar el despliegue de medios para hacer frente a las dificultades invernales en las Carreteras del Estado. En la provincia de Huesca, el dispositivo cuenta con 39 máquinas quitanieves, cinco almacenes de fundentes, 21 silos de fundentes, tres plantas de salmuera y siete depósitos de salmuera.

El delegado ha recordado que este viernes se inicia la operación especial de tráfico con motivo de las fiestas navideñas, lo que, unido a la temporada invernal, hace “fundamental” mantener la prudencia en carretera, seguir las recomendaciones de la DGT y tener previsión ante posibles situaciones meteorológicas adversas.

En este sentido, ha recordado que, en caso de restricciones a la circulación por nieve (nivel rojo) en la A-23 en el Puerto de Monrepós, el paso de vehículos con cadenas queda prohibido y únicamente pueden circular aquellos que lleven ruedas de invierno. Con esta medida se busca preservar tanto la seguridad vial como la fluidez del tráfico en un tramo en el que se suceden varios túneles.