Ligüerre de Cinca cumple sus bodas de plata con una nueva cara

La localidad de Ligüerre de Cinca cumple sus bodas de plata tras su cesión por parte de la Confederación Hidrográfica a la Unidad General de Trabajadores. Más de nueve millones de euros invertidos en la rehabilitación y reversión de este territorio que ya es un generador de economía y empleo.

Ligüerre de Cinca.- La localidad de Ligüerre de Cinca vuelve a la vida tras 25 años de intenso trabajo de rehabilitación y reconstrucción acometida por la Unidad General de Trabajadores. La reconstrucción de las viviendas y de la plaza central se unen a la creación de un entramado turístico a pies del Embalse del Grado y la puesta en marcha de un proyecto agrícola con más de 120 hectáreas de cultivo. Así lo ha recordado el secretario general de UGT Aragón, Julián Lóriz, que ha recalcado el duro trabajo que se ha llevado a cabo con un inversión de nueve millones de euros. Lóriz además ha destacado la creación de empleo en una zona oprimida a caballo entre el Sobrarbe y Somontano.

Con motivo de este aniversario se ha presentado la finalización del proyecto de recuperación turística, social y agropecuaria iniciada por UGT Aragón en 1986. Todo ello se ha dado a conocer a visitantes y afiliados que han participado en la primera jornada de puertas abiertas, los días 17 y 18 de septiembre. “Queremos ofrecer a los visitantes de una manera apacible una visión integral y en profundidad del proyecto”, ha explicado el propio Lóriz.

“Hemos hecho realidad un sueño que podría parecer romántico y que ahora genera 20 puestos de trabajo de manera permanente llegando a 50 personas en verano”, ha declarado el representante sindical que también ha valorado proyectos como el agrícola que ya se extiende sobre 120 hectáreas de cultivo. Cereales, forrajes, viñas y olivos comparten protagonismo con las más de 400 plazas que ofrecen los distintos recintos hoteleros y de camping. Una capacidad máxima para 1.000 personas que se aprovechan de los recursos turísticos que ofrece esta zona bañada por el Embalse del Grado.

Además la jornada ha coincidido con la presentación de la I Escuela sindical de verano que ha desarrollado entre ayer y hoy. “Este año estrenamos la escuela en lugar de celebrar el Día del Afiliado pero el año que viene volveremos a celebrarlo”, ha anunciado Lóriz. Los afiliados y cuadros sindicales jóvenes han debatido y reflexionado con dirigentes sindicales históricos y profesores universitarios sobre el devenir del país y el mundo globalizado.

Es el caso el exsecretario de Organización de UGT, Antón Saracibar, que ha reivindicado ante unas cincuenta personas un sindicalismo de base “donde debemos recuperar conceptos pegados a la realidad”. La afiliación y una mayor representatividad del sindicato con un mayor número de delegados han sido dos de las tesis que ha dejado patente el líder sindical.

“Hemos perdido capacidad de presión”, ha aseverado Saracibar reivindicando una vuelta a la movilización en un discurso aplaudido por los participantes en la primera escuela sindical.

Apoyo sindical

Lóriz ha mostrado su apoyo al comité de empresa y a los representantes en la empresa serrablesa, Inasa Foil. El secretario general ha recordado el trabajo que se ha realizado a la hora de negociar con la patronal y el esfuerzo invertido en una contraoferta que beneficiara a los trabajadores con una pérdida de empleo más escalonado.