Las cumbres del Pirineo se tiñen de blanco dejando una estampa invernal

Monte Perdido
photo_camera La nieve también ha llegado hasta Monte Perdido (3.355 metros) donde ha cubierto la cima y La Escupidera. Foto: Refugio de Góriz.

Las últimas precipitaciones en el Pirineo, acompañadas de las bajas temperaturas, han propiciado que las grandes cumbres aragonesas se tiñan de blanco con los primeros copos de la temporada en cotas entre 2.000 y 2.500 metros. Es el caso del Aneto (3.404 metros de altitud sobre el nivel del mar), que según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el pasado lunes se registraron en el refugio próximo de Cap de Llauset precipitaciones de 83 l/m2 y este martes temperaturas de hasta un grado bajo cero, la más baja de la jornada.

La nieve también ha llegado hasta Monte Perdido (3.355 metros) donde ha cubierto la cima y La Escupidera, un tramo de ascensión de gran inclinación. El refugio de Góriz, que se encuentra a los pies del pico, ha celebrado esta primera nevada, asegurando que el aspecto de la cumbre es “totalmente invernal tras dos días de mal tiempo”. “¡Cómo ha mutado su aspecto en apenas una semana!”, han escrito en una publicación.

Una noticia de la que también se ha hecho eco el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil, quien ha compartido un vídeo aéreo de la nieve cubriendo Monte Perdido, que tomaron mientras realizaban la búsqueda de un montañero con problemas en la zona de La Escupidera. En la publicación, esperan “que sea un invierno normal en precipitaciones que alivie la sequía”.

Además, estos primeros copos de nieve se han celebrado en las estaciones de esquí, a poco más de un mes de comenzar la temporada, que se suele fijar a principios de diciembre coincidiendo con el puente de la Constitución. Es el caso de Astún-Candanchú y Cerler, que ya han compartido las primeras instantáneas.

Para el resto de la semana, según la previsión de la Aemet, la cota de nieve se situará este jueves por la mañana al nivel de cimas de los tresmiles y bajará hasta los 2.100-2.200 en la Jacetania y el Alto Gállego y en torno a los 2.500-2.600 en los macizos orientales. El viernes se espera una cota de nieve en 2.200-2.400 metros, que subirá el sábado a 2.600-2.700.