Los inmuebles oscenses de más de 50 años deberán pasar una inspección técnica

El Pleno oscense ha dado luz verde a la ordenanza municipal del deber de inspección técnica de edificios con el voto de todas las formaciones políticas. Estarán obligados a pasarla los de más de 50 años. Se trata de un paso más en la rehabilitación en la capital, así como, pretende ser un órgano de prevención y fiscalización.

Huesca.- El equipo de gobierno y la oposición en bloque en el Ayuntamiento de Huesca han aprobado por unanimidad la puesta en marcha de la ordenanza de inspección técnica de los edificios en la capital. Un texto que ya iniciaba el pasado Ejecutivo y que ahora toma forma con el fin de mantener la salubridad y seguridad en los edificios más antiguos de la capital. Estarán obligados a pasarla los de más de 50 años.

Este texto que debe sufrir una nueva modificación y no será hasta el próximo ejercicio cuando se ponga en marcha como ha anunciado el portavoz popular, Gerardo Oliván. El también concejal de Movilidad ha destacado que “es una especie de ITV que se impone al propietario y de alguna manera intentaremos evitar los problemas que estamos sufriendo de casa en ruina”.

Oliván ha añadido que se trata de una ordenanza que intenta fiscalizar las actuaciones de mejora de los inmuebles con un carácter preventivo para que “los propietarios testen el estado real de sus inmuebles”.

En el Pleno de este martes también se han aprobado mociones como la presentada por los socialistas que pedían una serie de mejoras para el cementerio municipal ante la llegada de “Todos los Santos”. Al respecto el Grupo Municipal ha solicitado el pavimentado de la explanada adyacente, la instalación de baños con criterios de accesibilidad y la mejora de las barandillas en las escaleras fijas de acceso a los nichos. A ello se ha sumado la enmienda presentada por Chunta Aragonesista solicitando un espacio para la celebración de ceremonias laicas.

Éste Grupo además ha visto cómo su propuesta ha sido desestimada con los votos en contra del PP, PSOE y PAR. CHA solicitaba al Consistorio que intercediera ante el Gobierno central en la introducción de las reformas legales necesarias con el fin que las entidades locales puedan contratar el personal suficiente para ofrecer el servicio básico de ecuación. Todo ello con la petición de la puesta en marcha de la nueva escuela infantil de 0-3 años.

Pleno extraordinario

La sesión ha dado un vuelco en su última parte con el anuncio de los socialistas que pedían la celebración de un Pleno extraordinario ante la falta de respuestas de la alcaldesa conforme a la desaparición de la Fundación de Servicios Sociales. Al respecto su portavoz, Luis Felipe ha admitido que la ley está de su parte para conocer el futuro de los servicios sociales.

Como respuesta la propia alcaldesa ha asegurado que no sabe el motivo real de esta sugerencia que deberá celebrarse en un plazo de quince días desde su solicitud que se ejecutará este miércoles.