ILD efectúa el tercer y último pago de la opción de compra de los terrenos del futuro complejo Gran Scala

La empresa ILD, responsable de Gran Scala, ha ejecutado el tercer y último pago de la opción de compra de los terrenos donde se ubicará el futuro macro complejo de ocio y juego. La cantidad, que asciende a 350.000 euros, supone el paso previo a la presentación del anteproyecto al Gobierno de Aragón previsto para las próximas semanas.

Huesca.- La empresa International Leisure Development (ILD), responsable del macro complejo de ocio y juego Gran Scala, ha abonado este jueves el tercer pago de las opciones de compra a los propietarios de las tierras en las que se ubicarán sus instalaciones. Se trata del tercer y último pago, que asciende a 350.000 euros y que servirá como paso previo a la presentación del anteproyecto al Gobierno de Aragón, presumiblemente en unas semanas.

A partir de ese momento, ILD dispondrá de ocho meses para ejecutar la compra total de los terrenos. Con este tercer pago se habrá pagado un 12% del total. En la localidad de Ontiñena, los vecinos han recibido su dinero.

Mientras tanto, el alcalde de esta localidad, Ángel Torres, se mostraba optimista ante el futuro de Gran Scala. “Estamos contentos. Somos optimistas desde el primer momento. Este día que estábamos esperando es un paso más hasta este gran proyecto. Estamos satisfechos porque está saliendo adelante y se están cumpliendo los plazos”, ha señalado.

No obstante, Torres admitía que “todos querríamos que hubiesen comenzado los trabajos. Pero es un proyecto de gran envergadura y hay que ir paso a paso. Yo creo que antes del verano van a presentar el ante proyecto al Gobierno de Aragón y los requisitos que han pedido. Estoy muy contento de que se pueda ubicar en el municipio de Ontiñena”.

“Sé que desde este jueves tienen ocho meses para ejecutar el proyecto y comprar las tierras al cien por ciento. Eso será con un plazo de ocho meses. No tienen más”, matizaba. La inversión total, que superará los 16.000 millones de euros, servirá para construir un elevado número de casinos, campos de golf, hoteles y parques de atracciones. Todo ello propiciará la creación de miles de puestos de empleo que permitirán dinamizar la economía en el alto Aragón.