Expertos del sector ferroviario proponen convertir la línea del Canfranc en un banco de pruebas para materiales y trenes

Expertos del sector ferroviario han propuesto convertir un tramo de la línea Huesca-Canfranc en un banco de pruebas para materiales y trenes que circularán en países de Europa del Este. Creen que la díficil climatología y orografía de la zona son óptimas para efectuar los ensayos. Ya hay empresas que realizan test en Málaga para el AVE La Meca-Medina.

Zaragoza.- La línea de Huesca-Canfranc, por su dura y difícil orografía y climatología, reúne las condiciones necesarias para convertirse en un banco de pruebas donde realizar ensayos de trenes que puedan circular en un futuro en Rusia y otros países de Europa del Este.

Así lo cree un grupo de profesionales del sector ferroviario que han presentado a las empresas esta propuesta en el marco de una jornada que lleva por título “Canfranc, banco de ensayos natural de material móvil y sistemas ferroviario”.

Estos expertos consideran que los activos de la zona se conocen desde el punto de vista de la explotación del negocio de la nieve, pero no desde la rentabilidad empresarial, por lo que se pretende darlos a conocer para que se instalen empresas de I+D+I que tienen un “alto valor añadido”.

Según ha ejemplificado su organizador, Luis Ángel Ruiz, las pruebas podrían efectuarse en la zona de Jaca-Canfranc, donde hay muchas curvas, contracurvas y rampas de hasta 24 milésimas, lo que significa un porcentaje muy alto de subida, que sirve para “machacar” el material. Además, ha destacado que podrían utilizarse las balizas por las que se envía la información y que las pruebas podrían extenderse también a la línea de alta velocidad Zaragoza-Huesca.

Precisamente, aunque en el extremo contrario, ha comentado que el consorcio de empresas españolas a las que se les ha adjudicado el AVE La Meca-Medina está realizando test en Málaga para analizar la incidencia del calor y la arena en el software del ferrocarril.

Los expertos no manejan estimaciones de la inversión necesaria porque se trata de una primera fase, pero, según Ruiz, es un proyecto independiente de la reapertura del Canfranc.

Pero para poder realizar estos ensayos se requiere que las vías estén “en condiciones”, tal y como ha afirmado el Premio Inventor Europeo 2013, José Luis López, quien ha considerado que los ensayos deberían efectuarse en la época con bajas temperaturas, ya que estos países sufren los 40ºC bajo cero.

López ha puesto de manifiesto la necesidad de realizar ensayos para que los trenes puedan circular en todos los sitios, apuntando que si Canfranc está preparado podrían efectuarse las pruebas que ahora se hacen en Pajares, Somosierra o Puigcerdá para trenes que circulan en Estados Unidos o Kazajistán.

Por su parte, el alcalde de Canfranc, Fernándo Sánchez, se ha mostrado a favor de este proyecto que ve "factible" y considera que sería bueno para Aragón, España y Francia al tener capacidad de generar puestos de trabajo.