El equipo de gobierno de Jaca encuentra multitud de cajas de botellas caducadas en una nave municipal

El actual equipo de gobierno de Jaca ha denunciado la existencia de multitud de cajas de botellas de agua, agua con gas y cervezas sin alcohol en una nave municipal. La mercancía, valorada en 6.000 euros y caducada desde 2010, pertenecía del Festival Olímpico de la Juventud Europea que tuvo lugar en 2007.

Zaragoza.- El actual gobierno de Jaca ha encontrado, en una visita por varias naves municipales, multitud de cajas de botellas de agua, agua con gas y cerveza sin alcohol, caducadas desde septiembre de 2007. La mercancía pertenecía al Festival Olímpico de la Juventud Europea (FOJE) que tuvo lugar en ese año.

El equipo de gobierno de Jaca ha calificado de “despilfarro” y “mala gestión” la anterior legislatura. Tanto el actual alcalde de la localidad, Víctor Barrios, como el concejal de Obras y Servicios, Enrique de Funes, han destacado la “dejadez, irresponsabilidad y mal uso del dinero público”.

La mercancía, al pasarse la fecha de caducidad, es imposible de recolocar. El concejal ha señalado que, por ejemplo, “el agua podría haberse consumido en los plenos municipales o haberse repartido en los colegios o el amparo antes de que caducaran aquí”.

Funes ha agregado que, durante cuatro años y medio, esas naves municipales han servido “para almacenar alimentos o bebidas que ahora son residuo y generan un gasto añadido”. Además de este gasto, el concejal ha querido apuntar que, para deshacerse del “problema”, se necesitará personal, con el consiguiente gasto que supone.

Por su parte, el ex alcalde de Jaca, Enrique Villarroya, ha matizado que si ésta es la noticia más destacada después de cien días de nuevo gobierno, “demuestra la falta de actividad y de programación y trabajo político del PP”.

Villarroya ha explicado que en el FOJE hubo una serie de cesiones por parte de distintas empresas de refrescos que fueron utilizadas en el festival y una vez finalizado se guardaron en naves municipales, tras ofrecerlas a distintos colectivos de la ciudad e ir haciendo uso y consumo de ellas.

Otras bebidas, ha informado el ex alcalde, “se quedaron sin ser aceptadas por ningún colectivo”. Otras instituciones plantearon el problema del traslado y almacenamiento y, ha añadido, “se les comentó que estaban a su disposicón”. Además, “las firmas que las donaron no las volvían a readquirir”.

Otro problema que planteaba el reparto de la mercancía sobrante del festival, era la seguridad, ya que “no había habido una manipulación como puede ser en una red de distribución, por lo que no era seguro que con el transcurso del tiempo esas bebidas no hubieran podido ser manipuladas”.

Villarroya ha calificado de “temerarias” las apreciaciones vertidas por el actual equipo de gobierno, y ha respondido diciendo que, al no ser adquiridas con dinero público, “no supusieron ningún gasto”.

Además ha destacado que lo que tendría que hacer el alcalde de Jaca es “aprovechar los importantes recursos que tiene el Ayuntamiento e ir ejecutando proyectos que generen empleo y riqueza” en lugar de “ir buscando por las naves pequeñas cosas que puedan ser muy impactantes,” y que, según ha afirmado, “demuestran su inactividad y su falta de capacidad política y gestora”.