El Huesca, bajo amenaza de cierre de El Alcoraz

A mediados de mayo, el entonces alcalde, Luis Felipe, ordenó el cierre inmediato de El Alcoraz
Estadio El Alcoraz
photo_camera En mayo se ordeno ya la clausura. Foto: S.D. Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca tiene permiso para seguir utilizando El Alcoraz a pesar de no contar todavía con todas las licencias pertinentes. Y eso que, a mediados de mayo, el entonces alcalde, Luis Felipe, ordenó el cierre inmediato del estadio, algo que nunca llegó a ejecutarse. Así lo ha explicado el propio Ayuntamiento de la localidad oscense, que también ha reconocido que hay documentación incompleta por parte del cuadro altoaragonés. Por su parte, la entidad futbolística ha llamado a la tranquilidad afirmando que se trabaja de forma coordinada con el Consistorio y que no va a suponer el cierre de su estadio.

En este momento, El Alcoraz todavía carece concretamente de la licencia de actividad, formalmente conocida como licencia ambiental. Esto se detectó en la revisión de licencias abierto por el gobierno local oscense, de la misma forma que se vio que la Sociedad Deportiva Huesca contaba con licencias parciales para varias instalaciones. Por ello, se ha requerido la presentación de un proyecto refundido del conjunto del estadio al tratarse de una reforma completa, algo que todavía no se ha entregado. De hecho, si no lo hacen, no se puede tramitar la citada licencia, según ha explicado el Ayuntamiento de Huesca.

La situación que atraviesa el Huesca con El Alcoraz supuso que el pasado 17 de mayo se ordenase el cese de la actividad en el estadio bajo la orden del entonces alcalde, Luis Felipe. Sin embargo, esta medida, en plena campaña electoral, no llegó a hacerse efectiva. Volvió a recuperarse el asunto con el equipo de gobierno actual, que cuando tuvo conocimiento de ello, comunicó al club la situación exigiendo la inmediata subsanación. Y es en ese proceso en el que se está trabajando. Además, cabe señalar que no se admite un recurso extraordinario presentado por el club contra ese decreto de cese de actividad.

Ahora bien, como ha informado el Ayuntamiento de Huesca, esto no presupone el inmediato cierre del estadio. Lo que no quita para que el cuadro aragonés, según las propias informaciones del Consistorio, se encuentre con la espada de Damocles sobre la cabeza en este asunto. La amenaza de cierre es real, aunque no se ejecute ahora ni, previsiblemente, se vaya a ejecutar.

EL HUESCA LLAMA A LA CALMA

La Sociedad Deportiva Huesca ha llamado a la calma con un comunicado, recordando que el estadio tiene licencia de apertura desde 1974. Y ha señalado que, durante los últimos 15 años, se han desarrollado en el estadio “importantes actuaciones constructivas que han culminado con el actual estadio El Alcoraz”. “Este nuevo escenario, con más de 18 actuaciones sobre el campo primitivo, ha provocado la necesidad de incorporar usos que inicialmente no existían, como el de restaurante, el del museo, las cafeterías, etc”, han declarado.

“Todo ello ha provocado que durante los últimos meses, y de forma coordinada con el Ayuntamiento de Huesca, se hayan realizado las actuaciones necesarias para la obtención de licencia ambiental de actividad clasificada que englobe todos los usos que actualmente se llevan a cabo en el mismo”, ha añadido la Sociedad Deportiva Huesca.

De momento, y a pesar de que se ordenó el cese de la actividad, la Sociedad Deportiva Huesca va a poder seguir utilizando su estadio. La amenaza existe, y más si no se obtienen las licencias, como bien ha explicado el propio Ayuntamiento de Huesca, pero se queda por ahora en eso. Ahora se trabaja en subsanar el problema. De esta forma, el domingo 12 de noviembre, sigue en pie la visita del Espanyol a tierras altoaragonesas.