Dos detenidos en Fraga por vender objetos y prendas falsificadas

El total del material intervenido, encendedores de una marca reconocida y ropa interior, bolsos y carteras, podría ascender en el mercado a unos 6.000 euros

falsificaciones
photo_camera Se ha intervenido una partida de encendedores a la venta que simulaban ser de una marca muy reconocida

Dos hombres, de 56 y 36 años, han sido detenidos en Fraga por vender objetos y prendas aparentemente falsos. El total del material intervenido, encendedores de una marca reconocida y ropa interior, bolsos y carteras, podría ascender en el mercado a unos 6.000 euros. Se les acusa de ser presuntos autores de un delito contra la propiedad industrial.

Dentro de los servicios propios que lleva a cabo habitualmente la Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil de la Comandancia de Huesca, se encuentra la prevención y persecución del contrabando, fraudes y demás ilícitos de carácter fiscal. Por ello, se establecieron el pasado 15 de enero, junto con la Guardia Civil de Fraga, una serie de inspecciones en varios establecimientos de dicha localidad ante la posible venta de artículos falsificados o de procedencia dudosa.

Durante las inspecciones se ha constatado que, si bien en algunos establecimientos los efectos que se controlaron eran auténticos y los propietarios pudieron exhibir sus albaranes y facturas de compra a empresas conocidas del sector, en dos de ellos se hallaron artículos que infundieron las sospechas de los agentes de la Guardia Civil.

Una vez detectados los objetos susceptibles de falsificación, se solicitó de los responsables de los comercios afectados que presentaran la documentación que tuvieran sobre la procedencia de estos artículos, no pudiendo aportarla en algunos casos. Mientras tanto, los especialistas de la Guardia Civil, siempre atendiendo a las características de fabricación y calidad del producto, realizaban las comprobaciones necesarias in situ que confirmaran que los artículos sospechosos no eran auténticos, tal y como se pudo verificar.

De esta manera se procedió a la intervención de una partida de encendedores a la venta que simulaban ser de una marca muy reconocida. También se retiraron, para peritación por el fabricante, un total de 350 prendas de ropa interior falsificada, además de bolsos y carteras.