Descubre la historia del Cerro de San Jorge, donde los oscenses se reúnen cada 23 de abril

En Huesca es tradición que sus ciudadanos se reúnan con sus familiares y amistades en el Cerro de San Jorge y sus alrededores para celebrar el gran día con un almuerzo en el que se reparte torta con huevo duro a todos los que se acercan
cerrosanjose
photo_camera En Huesca es tradición que sus ciudadanos se reúnan con sus familiares y amistades en el Cerro de San Jorge

 

Cada 23 de abril, Día de Aragón, las tres provincias homenajean a San Jorge como patrón de la comunidad con una gran celebración en las calles aragonesas que se llenan de fiesta y color con música, bailes, espectáculos, mercadillos, con desfiles de gigantes y cabezudos y diversos eventos culturales.

En Huesca es tradición que sus ciudadanos se reúnan con sus familiares y amistades en el Cerro de San Jorge y sus alrededores para celebrar el gran día con un almuerzo en el que se reparte torta con huevo duro a todos los que se acercan. En el mismo entorno de la ermita se preparan actividades deportivas y culturales. Pero ¿sabes por qué el Cerro es importante para Huesca y Aragón?

La Batalla de Alcoraz, ocurrida en 1096, que enfrentó a cristianos y musulmanes por el control del Reino de Aragón, permitió recuperar a los cristianos, con su victoria, la región y su expansión territorial como gran potencia. Se dice que San Jorge apareció en el enfrentamiento para liderar el bando cristiano y su presencia fue determinante para llevar a las filas aragonesas al triunfo.

El ejército aragonés tenía establecido su campamento en el actual cerro de San Jorge. Por este motivo, tras el triunfo, se levantó una ermita en el siglo XIII en recuerdo a la batalla de Alcoraz y su héroe. La ermita actual, que sustituyó a esta, se construyó en el año 1554 y desde hace siglos es el punto de reunión para celebrar el Día de San Jorge y homenajear al héroe que los llevó al triunfo.