El colegio El Parque quema su último cartucho ante la pérdida de una vía

El colegio oscense El Parque seguirá agotando todas las fórmulas para evitar la pérdida de un aula. Una decisión que se deberá tomar en la Comisión de Garantías ante la posible reducción de dos vías en los colegios Pío XII y El Parque por el aumento de las ratios.

Huesca.- Profesores, alumnos y la Junta de Personal Docente no Universitario de Huesca han vuelto a salir a la calle para manifestarse en contra de la supresión de una vía en los colegios Pío XII y El Parque. Una primera concentración encabezada por la Junta y FETE-UGT que se ha producido a las puertas de la Delegación Territorial del Gobierno de Aragón y que tendrá continuidad todos los martes a lo largo de los meses de mayo y junio.

Los recortes en educación y el incremento de las ratios en las aulas han sacado a la calle a estos docentes que se concentraban ante la pérdida de vías en el colegio Pío XII y El Parque. “El problema es que le han quitado una vía”, ha destacado la portavoz de la Junta de Personal, Gema Lafuente, quien ha dejado patente que no hay que quitar las dos vías existentes ante el bajón de alumnado. “Todo se debe a que hay más niños por clase, pero si se bajaran las ratios esas vías serían necesarias”, ha añadido Lafuente.

De la misma manera se ha referido al centro Pío XII que podría recuperar su vía gracias a las propias características del colegio. “La reglamentación les permite hacer otro tipo de agrupaciones por eso lo tienen mucho más fácil”, ha asegurado Lafuente, que espera que el centro El Parque corra la misma suerte.

Un deseo que comparte con el director del propio colegio, Ángel Arasanz, que espera que esta decisión sea reversible este mismo curso o en los próximos. “No cerramos ninguna puerta, pero se nos ha informado de que la situación es complicada y de que quizás con las nuevas bolsas que se puedan abrir nuevas soluciones o se plantee una nueva alternativa”, ha admitido.

Aransaz también ha recordado que estaban pendientes de alguna gestión que está haciendo la Facultad de Ciencias de la Educación para conseguir su mantenimiento con las prácticas del plan Bolonia y con todas las investigaciones que por ley deben hacer en algún colegio. “Con esto esperamos que se pueda mantener la vía”, ha afirmado.

El director también espera que estos cambios no afecten a la plantilla orgánica del centro temiendo la pérdida de profesorado en un futuro.