Cierra Formigal por el temporal y se mantienen avisos en las carreteras del Pirineo

Nieve
photo_camera Las nevadas han dejado entre 20 y 40 centímetros en la estación de Formigal.

La estación de Formigal ha tenido que cerrar sus pistas este domingo 7 de enero debido al fuerte temporal que lleva azotando el Pirineo aragonés desde el pasado viernes, cuando comenzaron las intensas nevadas. Por el momento, y según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se han llegado a acumular entre los 20 y los 40 centímetros con una cota que ha llegado a bajar entre los 600 y los 900 metros.

El organismo meteorológico ha llegado a mantener el aviso amarillo por nieve en la cordillera hasta este mediodía, donde todavía permanece activo el nivel amarillo por viento en cotas altas, con rachas máximas de hasta 80 km/hora. Para este domingo se espera que las nevadas sean débiles o localmente moderadas, aunque serán más probables y persistentes en las proximidades de la divisoria.

Una situación meteorológica que ha condicionado el cierre de Formigal, que ha dado la noticia en sus redes sociales, aunque esperan que se limite solo “a la jornada de hoy”, aunque la telecabina de Panticosa continúa abierta para uso turístico. Para este lunes, según el parte de nieve, esperan contar con 17 remontes, 24 pistas y 31 kilómetros esquiables, con un espesor entre 20 y 60 centímetros. Otra buena noticia es que, gracias a las nevadas, podrán abrir este lunes el sector Panticosa para la práctica de esquí.

Desde la estación de Cerler también han enviado un aviso para este domingo, ya que durante la jornada “el funcionamiento de los remontes estará condicionado por la intensidad del viento”. En esta estación cuentan con 8 pistas abiertas, 7 remontes y 7 kilómetros esquiables, con un espesor de la nieve de 40-50 centímetros (30 cm acumulados en las últimas 24 horas).

AVISOS EN VARIAS CARRETERAS DEL PIRINEO, PRINCIPALMENTE EN LAS QUE DAN ACCESO A LAS ESTACIONES

El temporal también ha afectado a la circulación en varias carreteras del Pirineo, por lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha emitido varios avisos y prohibiciones. En la carretera N-330a, que une Canfranc Estación con Candanchú, hay aviso rojo por “circulación difícil” y están prohibidos los camiones y articulados y los autobuses y son obligatorias las cadenas o los neumáticos de invierno.

Unas pautas que se extienden también en muchos accesos a las estaciones de esquí: a la A-136, entre Formigal y la frontera del Portalet; a la A-136a entre Sallent de Gállego y Formigal y a la A-139 y a la A-2617 entre Benasque y Cerler. También a la A-2206 entre El Pocino y Palo (Sobrarbe) y a la A-176 entre Hecho y Fago (Jacetania).

A su vez, la DGT establece aviso amarillo por “circulación irregular” en la carretera N-330b a la altura de Candanchú, con prohibición de camiones y articulados y en la carretera N-330 entre Canfranc y Canfranc Estación.