Benasque compite con otros cinco municipios por la iluminación navideña de Ferrero Rocher

Benasque es uno de los seis pueblos candidatos que competirán este año para conseguir la iluminación navideña de Ferrero Rocher en el décimo aniversario de ‘Juntos brillamos más’.
photo_camera Benasque es uno de los seis pueblos candidatos que competirán este año para conseguir la iluminación navideña de Ferrero Rocher en el décimo aniversario de ‘Juntos brillamos más’.

Benasque es uno de los seis pueblos candidatos que competirán este año para conseguir la iluminación navideña de Ferrero Rocher en el décimo aniversario de ‘Juntos brillamos más’. La marca ha anunciado hoy el lanzamiento de una nueva edición de esta iniciativa pionera en España que ha logrado un gran impacto en las comunidades y ha tenido un papel clave en la dinamización económica de los municipios.

Tal como marca la tradición, Ferrero Rocher hará brillar una vez más al pueblo ganador de esta competición, en la que los municipios participantes se movilizan para intentar conseguir el impresionante alumbrado navideño que ofrece la marca.

Durante sus 10 años de historia, la acción ‘Juntos brillamos más’ ha transformado la vida de todos los municipios que disfrutan de la iluminación navideña de Ferrero Rocher. Con esta iniciativa se ha generado un fuerte fenómeno social y un impacto directo con la dinamización económica, el desarrollo del turismo y la cohesión de comunidades. El impacto es tan relevante que se han otorgado reconocimientos a la marca por su apoyo a las zonas rurales de España y su papel clave en la dinamización de los municipios.

Por ello, Ferrero Rocher celebra con especial ilusión este aniversario en el que tanto la marca como todos los pueblos que han participado en la competición, se unen para celebrar la magia de la Navidad y compartir momentos aún más especiales

PUEBLOS PARTICIPANTES Y SISTEMA DE VOTACIONES PARA ELEGIR AL PUEBLO GANADOR

Los seis pueblos candidatos de esta edición han sido anunciados en un evento que ha contado con la participación de Jesús Vázquez como embajador de Ferrero Rocher; Franco Martino, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Ferrero Ibérica; y Daniel Anechina, Media Manager en Ferrero Ibérica.

En este décimo aniversario de la acción, participan en la iniciativa: Benasque (Huesca), Celanova (Ourense), El Burgo de Osma (Soria), Iznájar (Córdoba), La Alberca (Salamanca) y Ribadesella (Asturias).

Un año más, la acción se divide en diferentes fases; la primera de ellas arranca hoy, día 2 de noviembre, y finalizará el día 16 de noviembre. Posteriormente, el día 17 de noviembre se anunciarán los cuatro pueblos que siguen en la segunda fase y se abrirá una nueva ronda de votaciones, que se alargará hasta el 28 de noviembre.

Esta etapa precede a la fase final, en la que dos pueblos compiten por la victoria desde el día 29 de noviembre hasta el 10 de diciembre. El día 11 de diciembre se anunciará el pueblo ganador que haya acumulado más votos y que, en consecuencia, será iluminado con el icónico alumbrado navideño de Ferrero Rocher.

La elección del pueblo ganador y de los clasificados está en manos de todas las personas que voten por uno de los municipios a través de la página web de Ferrero Rocher, donde también se pueden encontrar todos los vídeos de los pueblos candidatos y más información de interés.

SEIS PUEBLOS PARTIICPANTES

Los 6 pueblos candidatos de esta edición han sido seleccionados en base a una estricta selección de valores que comparten con Ferrero Rocher y que les hace mucho más especiales.

El único pueblo aragonés es Benasque, que comparte la magia de Ferrero Rocher y transmite un profundo sentido de paz y espiritualidad. Este pueblo de casas de piedra encarna la visión de un municipio de ensueño, cuyo encanto deriva de su impresionante entorno natural y la atmósfera única que impregna la región con un valor paisajístico incalculable. Además, es reconocido por albergar un observatorio astronómico que aprovecha sus cielos nocturnos añadiendo un toque celestial a su inigualable atractivo.

Por otro lado se encuentra Celanova, un tesoro histórico en Ourense que destaca por su sabor como Ferrero Rocher. Este municipio presenta una riqueza artística que recorre distintas épocas con un tapiz arqueológico que abarca desde la invasión romana hasta la Edad Media. Además de ser cuna de poetas con rutas literarias que desvelan a los influyentes autores nacidos en esta tierra poética, rodeado por ruinas romanas, parques naturales y pintorescas villas históricas. Un destino que seduce a quienes buscan sumergirse en la historia y la belleza.

El tercero de los pueblos seleccionados es El Burgo de Osma, un pueblo amurallado situado en la provincia de Soria que esconde grandes tesoros que enamoran a todo el que lo visite. Una villa con un legado histórico impresionante, un mérito que comparte con Ferrero Rocher. Cuenta con muchos monumentos tanto civiles como religiosos para visitar, además de un entorno con numerosas grutas y acantilados rocosos que reúne todos los elementos necesarios para tener una calidad de vida inmejorable en el mundo rural.

Ubicado en Córdoba, Iznájar es un tesoro andaluz de historia y belleza, un pueblo que pone toda la pasión en sus patios y sus calles. En su cima despuntan imponentes el castillo y la iglesia, mientras que el caserío, de un blanco puro, destaca por sus laderas. Se asienta en la loma de una colina en la que le rodea un embalse que lleva su nombre, mientras que sus flores y tiestos en sus patios típicos componen una estampa de ensueño.

En Salamanca, se encuentra La Alberca, que destaca como uno de los pueblos más pintorescos de España, enclavado en el corazón de la Sierra de Francia, destaca por su elegancia que comparte con Ferrero Rocher. Declarado Conjunto Histórico Artístico en 1940 se distingue por su entramado urbano conservando como pocos la arquitectura típica de la Sierra de Francia, además de sus tradiciones centenarias. Cada rincón, portón, bocacalle, gatera, reja y balcón florido merece ser una postal ya que parece que el tiempo no hubiese causado ningún tipo de estrago conservando su esencia casi intacta.

Por último, se encuentra Ribadesella en Asturias, un rincón privilegiado gracias a su ubicación costera y su forma singular, haciéndola un lugar verdaderamente excepcional. Destaca como uno de los destinos turísticos más importantes de la costa oriental asturiana gracias a su zona rica en cuevas y estaciones de naturaleza, además del largo puente sobre el río Sella, que ofrece atardeceres mágicos sobre la ría. Un lugar que comparte su valor de compromiso como Ferrero Rocher.