MANUEL JALÓN

Posiblemente su nombre les sonará poco o nada, pero si les digo que fue él quien inventó la popular fregona comenzará a sonarles. Aunque Manuel es mucho más. Veamos: doctor ingeniero aeronáutico, militar, piloto, industrial, inventor y escritor. ¿A que les parece atractivo? Prosigo. Se dice de él que contribuyó a la liberación inicial de la mujer, levantándola del suelo cuando todas fregaban de rodillas. Fue su primer promotor e inventor. También innovó con su equipo las jeringuillas de un solo uso, que han evitado contagios a miles y miles de personas en todo el mundo. Por este último motivo fue como le conocí.

La empresa FABER SANITAS no sólo perfeccionó el material quirúrgico, sino que vendieron a más de 20 países fábricas de jeringuillas llaves mano, donde se fabricaban las agujas hipodérmicas. Fui invitado por Manuel para que le acompañase a la ciudad de Tashkent, capital de la República de Uzbekistán, a inaugurar una de estas fábricas. Previamente, durante meses, se formaron en Zaragoza distintos ciudadanos uzbekos que se harían cargo del funcionamiento de la instalación. La tarde prevista para la inauguración, con la visita anunciada de un ministro, Jalón me dijo: Me acaban de llamar de la Embajada española. En estos momentos se está dando un golpe de Estado. Parece ser que es blando. Se inauguró la fábrica sin la presencia del ministro, que fue destituido por ser ruso blanco, mal asunto en aquel país con mayoría de ciudadanos de raza asiática. Al día siguiente, visitamos la mítica ciudad de Samarcanda; paseando por ella nos encontramos con una boda, y amablemente fuimos invitados a participar. Comimos y bailamos con ellos e incluso logramos que los uzbekos gritasen con nosotros en castellano: ¡Vivan los novios! También nosotros lo hicimos en su idioma, pero no me acuerdo cómo sonaba.

En 1974, Manuel Jalón le compró al Estado español, en pública subasta el castillo de Trasmoz, también llamado el pueblo mítico del Moncayo. Comenzó su restauración y puso en marcha una fundación que lleva su nombre. En su libro titulado “Leyenda negra de Trasmoz”, Jalón escribe sobre las distintas clases de brujas. Auténticas: son las que invocan y adoran al demonio. Blancas: pretenden tener poder especiales benéficos. Falsas: son tachadas como tales por sus vecinos sin que realmente lo sean. También nos cuenta las andanzas de Gustavo Adolfo Bécquer. Manuel sólo tiene hoy 83 años, no sólo sigue en la brecha, sino que acaba de poner un pleito a un señor que intenta apropiarse de la patente de la fregona.

Posdata: El Ayuntamiento de Zaragoza, en los 90, lo nombró hijo adoptivo de la ciudad, él es nacido en La Rioja. Ánimo Manolo.