Yolanda Díaz dimite como coordinadora de Sumar tras 44 días en el cargo

"La ciudadanía no se equivoca cuando vota y tampoco se equivoca si decide no ir a votar. Es siempre nuestra responsabilidad y, en este caso y sin duda ninguna, es mi responsabilidad", ha reconocido. 
yolanda-diaz
photo_camera Su formación tan sólo ha conseguido tres eurodiputados. Foto: Sumar

Tras 44 días oficiales al frente de Sumar, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha anunciado este lunes que deja el puesto de coordinadora general con el objeto de "que haya un debate" sobre la reorganización del espacio entre todos los partidos asociados.

Lo ha desvelado en una comparecencia telemática después de la reunión del Grupo Ejecutivo de Sumar en la que se han analizado los resultados de las elecciones europeas de este domingo, en los que su formación sólo ha conseguido tres eurodiputados. Una comparecencia que se ha anunciado con apenas media hora de antelación, pese a que lo inicialmente previsto era la rueda de prensa habitual de los lunes que protagoniza el portavoz del partido y ministro de Cultura, Ernest Urtasun.

"La ciudadanía no se equivoca cuando vota y tampoco se equivoca si decide no ir a votar. Es siempre nuestra responsabilidad y, en este caso y sin duda ninguna, es mi responsabilidad", ha reconocido. "La ciudadanía ha hablado y yo voy a hacerme cargo. Por ese motivo he decidido dejar mi cargo como coordinadora de Sumar. Es necesario que haya un debate y con esta decisión abro el camino, que sin duda debe ser colectivo tanto en el seno de Sumar como de las organizaciones que forman parte de la coalición".

Dirigentes y portavoces de Izquierda Unida, que se ha quedado sin eurodiputado por ocupar el puesto 4 de la lista, y Más Madrid, se han venido mostrando desde anoche muy críticos con los resultados de Sumar en los comicios, y han llamado a una reflexión para revertir la tendencia de las citas electorales de este año.

Díaz, que ha reconocido a los responsables de la campaña y en especial a su cabeza de lista, Estrella Galán, no se ha referido en su comparecencia a sus resultados, sino al avance de la extrema derecha en distintos países de Europa. "No podemos mirar hacia otro lado ni podemos fingir que esas corrientes no existen", ha advertido, añadiendo que "no nos vale seguir a la defensiva ni nos vale salir a empatar".

LEJOS DEL 23-J

La vicepresidenta ha atribuido precisamente a su deseo de afrontar esta situación el que diera "un paso" para ponerse al frente de Sumar y se presentara como candidata a la Presidencia del Gobierno. Ha reivindicado su importancia para el resultado de las elecciones generales de julio, pero acto seguido ha admitido: "Tenemos mucho que avanzar para repetir lo que conseguimos ese día. Soy la primera en admitirlo y la primera en hacerme cargo".

"En estos meses siento que no he hecho las cosas que debía hacer y las cosas que mejor sé hacer", ha confesado, atestiguando que se lo han dicho "muchas voces distintas" en los últimos meses. Y, tras reiterar su convicción de que debe estar "para solucionar los problemas de la gente" y no de los partidos o de los políticos, desembocó en las elecciones de ayer.

"Es necesario dar un paso a un lado para dar un paso adelante en la política que importa a la gente", ha justificado, conjurándose para "defender la política para rescatarla del oportunismo y del miedo", otro de los motivos a los que ha atribuido su paso adelante.

Como retos para ese objetivo ha fijado cinco: bajar los precios de la vivienda, reducir la jornada laboral, una reforma fiscal progresiva, la prestación universal por hijo a cargo y "parar el genocidio en Palestina" y que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rinda cuentas ante la Corte Penal Internacional. "A esto me voy a dedicar y para esto le he pedido a Sumar que me acompañe", anunció, "convencida" de que así "las fuerzas del odio", en referencia a la ultraderecha, "perderán el rumbo".

Yolanda Díaz abandona así un cargo, el de coordinadora general de Sumar, para el que fue oficialmente nombrada sólo el pasado 27 de abril, en una reunión del Grupo de Coordinación del partido que a su vez fue votado en la asamblea fundacional del 23 de marzo.