Vuelve al norte el frío de febrero

La próxima semana habrá heladas nocturnas en zonas del interior del norte y del centro de la península. En algunos casos, la sensación de frío se verá también acrecentada por el viento
fresco
photo_camera A partir del lunes hará frío en le norte

Antes de que la próxima semana vuelva al norte el frío del febrero por la entrada de un embolsamiento de aire frío, este fin de semana lloverá en el sur de la península por la influencia de una DANA (depresión aislada en niveles altos).

“Este fin de semana, la presencia de una DANA en el entorno del sur de la península inestabilizará el tiempo por allí y esto aumentará la probabilidad de chubascos tormentosos, especialmente en zonas de sierra del sur de Extremadura, de Castilla-La Mancha y de Andalucía”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo ha añadido que, de forma local, esos chubascos podrían ser fuertes e ir acompañados de granizo. Además, se esperan precipitaciones en Ceuta y Melilla.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que este viernes hará más calor en Córdoba, Ourense, Pontevedra y Sevilla (28 grados); el sábado en Ourense y Sevilla (28), y el domingo en Ourense (28).

En cambio, refrescará el viernes sobre todo en Santander (17); el sábado en Burgos, San Sebastián, Santander y Vitoria (17), y el domingo en San Sebastián, Santander y Vitoria (15).

CAMBIO DE TIEMPO

En cuanto a la próxima semana, Del Campo ha subrayado que “la llegada de un embolsamiento de aire frío procedente de latitudes altas dará lugar a un acusado de descenso de las temperaturas”, que en zonas de la mitad norte el lunes y, especialmente, el martes podrían llegar a estar entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal.

El portavoz de la Aemet ha señalado que las temperaturas del lunes y el martes serán “más propias de finales de febrero o comienzos de marzo en algunas zonas de la mitad norte”.

Además, habrá heladas nocturnas en zonas del interior del norte y del centro de la península. En algunos casos, la sensación de frío se verá también acrecentada por el viento.

“Este tiempo frío vendrá acompañado de un descenso de la cota de nieve, que se situará en el norte del país en torno a unos 700 metros. Aunque las precipitaciones no serán, en general, abundantes y, además, quedarán acotadas al extremo norte, a puntos del Mediterráneo y a Baleares”, recalcó.

VIERNES

Lo más destacado de este viernes será la nubosidad de evolución diurna, que se desarrollará en el sur de la península, con chubascos tormentosos en el sur de Extremadura, el norte de Andalucía y el sur de Castilla-La Mancha, qué localmente podrían ser fuertes. También podrá aparecer alguna llovizna en el litoral mediterráneo. Respecto a las temperaturas, subirán notablemente en la mitad norte y bajarán en el sureste.

SÁBADO

El sábado aumentará el tiempo inestable en el sur peninsular, con chubascos tormentosos en Andalucía y el sur de Extremadura y de Castilla-La Mancha, sobre todo en zonas de montaña.

También habrá chubascos en Ceuta y Melilla, que, puede estar acompañados de barro. Los chaparrones podrán ser fuertes e ir acompañados de granizo en algunas zonas donde aparezcan.

En el resto del país, cielos más despejados, aunque el Cantábrico estará más nuboso y podría tener lluvias débiles. Las temperaturas subirán en el norte y en el este, y en las horas centrales del día se situarán entre 20 y 25 grados en la mayor parte del país.

DOMINGO

La DANA se situará este domingo sobre el norte de África y seguirá inestabilizando el tiempo con chubascos tormentosos en el sur de la península, Ceuta y Melilla.

En el interior de la península se formarán nubes de evolución, con aguaceros, un día más, en la mitad occidental de Andalucía y el sur de Extremadura y de Castilla-La Mancha. También podrían darse chubascos en el entorno del Sistema Ibérico, es decir, el sur de Aragón y el este de Castilla-La Mancha y de Cataluña.

En el resto del país, tiempo estable, con unas temperaturas que, en general, serán algo más bajas que el sábado.

LUNES

Por otro lado, Del Campo ha destacado que “la próxima semana comenzará con un cambio de tiempo importante debido a la llegada de un embolsamiento de aire frío”.

El lunes, las temperaturas descenderán acusadamente en la mitad norte, sobre todo las diurnas, que serán en muchos puntos 8 a 10 grados más bajas que el domingo.

Así, amplias zonas de la mitad norte estarán por debajo de los 15 grados, mientras que el valle del Guadalquivir alcanzará hasta 28 grados, pues en el extremo sur de la península subirán s temperaturas.

En cuanto a las precipitaciones, el lunes habrá chubascos ocasionalmente tormentosos en el Cantábrico, Pirineos, el nordeste peninsular y Baleares. En el este de Cataluña podrán ser algo más intensos y es probable que los chaparrones también afecten a otras zonas del área mediterránea peninsular.

La cota de nieve estará baja para la época del año en el entorno de los Pirineos y el interior de Cataluña, pues bajará hasta unos 700 metros. Y soplará el viento del norte en el norte y en Baleares, lo que incrementará la sensación de frío.

MARTES

El martes continuará el descenso térmico, que se hará extensivo a la mayor parte del país. Amanecerá con heladas en zonas de montaña y también en la Meseta Norte, páramos del centro y áreas del alto Ebro.

“En las horas centrales del día, de hecho, también hará frío. Ciudades como Pamplona, Vitoria, Burgos, Ávila, Segovia o Soria quedarán por debajo de los 10 grados o a duras penas los alcanzarán. En amplias zonas de la mitad norte no se llegará a 15 grados y el viento intensificará la sensación de frío”, ha resumido Del Campo.

Las precipitaciones quedarán acotadas al extremo norte, el alto Ebro, el área mediterránea y Baleares, y serán débiles en general, con unas acumulaciones de lluvia algo superiores en el Cantábrico oriental y Pirineos.

La cota de nieve estará en torno a unos 700 metros y no se descarta alguna nevada en zonas fuera de la montaña, concretamente en el este de la Meseta Norte y páramos del centro de la península.