Vuelve el invierno con 10 comunidades avisadas por rachas fuertes u oleaje intenso

Hay aviso naranja -riesgo importante- en el litoral de Pontevedra, A Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa por olas de cinco a ocho metros, según las zonas, y Almería por olas de unos cuatro metros
tiempo
photo_camera Este jueves habrá intervalos de viento fuerte o rachas muy fuertes en los tercios norte y este


Zonas de 10 comunidades autónomas, así como Melilla, están este jueves bajo aviso por rachas fuertes de viento y olas altas, debido a la entrada de un nuevo frente atlántico, que trae un nuevo cambio de tiempo con descenso de temperaturas incluido.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que hay aviso naranja -riesgo importante- en el litoral de Pontevedra, A Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa por olas de cinco a ocho metros, según las zonas, y Almería por olas de unos cuatro metros.

El resto de los avisos son de nivel amarillo -riesgo-, algunos por fenómenos costeros en Málaga, Ampurdán (Girona) y Melilla.

Meteorología ha activado el aviso amarillo por rachas fuertes de 70 a 90 km/h, según las zonas, en lugares de Álava, Albacete, Almería, Asturias, Burgos, Cantabria, Granada, Jaén, La Rioja, León, Lugo, Málaga, Murcia, Palencia, Soria, Valladolid y Zamora.

Lo más significativo serán los intervalos de viento fuerte o rachas muy fuertes en los tercios norte y este de la península, Baleares, la zona de Alborán y el Estrecho.

TEMPERATURAS

Además, las temperaturas bajarán en toda la península salvo el litoral mediterráneo, donde subirán por “el efecto Foehn”, según Cayetano Torres, portavoz de la Aemet. Esto se produce por el calentamiento del aire producido al descender éste por las vertientes de las montañas opuestas a la dirección de los vientos.

Murcia (28 grados), Valencia (27) y Alicante y Girona (25) serán las capitales más calurosas, y suavizará en Burgos (12) y León, Lugo y Palencia (13).

Las temperaturas mínimas llegarán al final del día, contrariamente a lo habitual, ya que suelen producirse en torno al amanecer.

La cota de nieve bajará a entre 800 y 1.000 metros en el tercio norte peninsular, se situará 1.200 y 1.400 en el centro y centro este, y estará a unos 2.000 metros en el sudeste.

Todo ello se debe a la entrada y el paso de un activo frente atlántico, que traerá nubosidad abundante y precipitaciones ocasionales desplazándose de noroeste a sudeste por la península, si bien no alcanzarán el área mediterránea.