Un tercio de las empresas españolas teme no poder sustituir a los empleados que se jubilan

Empresarios del sector seguros
photo_camera Hasta un 72% de las compañías encuestadas no se ha preocupado de implementar ninguna estrategia para fomentar el empleo juvenil

El 35,76% de las empresas españolas creen que tendrán problemas para sustituir a los empleados que se jubilan por falta de personal formado en su área de negocio, frente al 64,24% que considera que esto no llegará a ocurrir. Pese a ello, solo el 28% adopta estrategias para favorecer la contratación de jóvenes.

Así se desprende de la XXVI edición del ‘Informe Infoempleo Adecco: Oferta y Demanda de Empleo en España’, publicado este martes, en el que se pone de relieve que la falta de relevo generacional es algo que preocupa en sectores como la construcción, el transporte, la industria o la hostelería.

Además, el 54,30% de las empresas consultadas dice tener menos de un 15% de su personal compuesto por trabajadores menores de 30 años; un 23,84% dice que cuentan con empleados de esa franja en una horquilla que va del 15 al 30% de la plantilla; el 15,23% del 30 al 50%, y solo el 6,62% de las empresas dice tener más de la mitad de los empleados con menos de 30 años.

Sin embargo, paradójicamente, hasta un 72% de las compañías encuestadas no se ha preocupado de implementar ninguna estrategia para fomentar el empleo juvenil en el último año. Del 27,81% que sí lo ha hecho, la mitad cuenta con prácticas en colaboración con centros formativos, un 35,71% tiene programas de formación, el 28,57% ha puesto en marcha programas de acompañamiento y mentoring, y un 4,76% ofrece becas.

En paralelo, según Adecco e Infoempleo, el 71,52% de las empresas consultadas tampoco lleva a cabo ninguna acción para fomentar el reclutamiento de candidatos mayores de 50 años, y con ello reducir la discriminación laboral por edad o edadismo. Además, un 87,42% no cuenta con medidas específicas para mejorar la convivencia entre trabajadores de distintas generaciones.

FALTA DE TALENTO

Por otra parte, el estudio señala que un 44,37% de las organizaciones consultadas cree que faltan perfiles acordes a su actividad, y un 35,10% piensa que les falta formación. Otro 15,89% opina que el problema está en las expectativas salariales de los candidatos, muy por encima de los sueldos que ofrece la empresa. Y para un 4,64% el obstáculo estaría en su falta de movilidad geográfica.

El 52,98% de las organizaciones piensa que lo ideal es que las personas a las que incorporan tengan una combinación de habilidades blandas y duras y cuatro de cada 10 empresas consideran que esas habilidades dependerán del puesto de trabajo a cubrir.

Igualmente, tener conocimientos especializados para el trabajo que se va a desarrollar (89,40%), además de conocimientos en nuevas tecnologías (31,13%), son en estos momentos las habilidades técnicas o 'hard skills' más requeridas por las empresas. El conocimiento de idiomas se queda en último lugar con seis puntos menos respecto al año anterior.

Respecto a las habilidades interpersonales o 'soft skills' que debería reunir la persona candidata ideal, las tres más valoradas siguen siendo: la capacidad para resolver problemas (70,20%), trabajar en equipo (66,23%) y una actitud positiva (58,28%).

En el último año ha crecido también el interés por habilidades hasta ahora menos consideradas por las compañías como son: la tolerancia a la presión, la honestidad y ética profesional o la ambición.