Un 52% de los españoles acude a Internet para buscar información sobre síntomas de enfermedades

persona utiliza el ordenador
photo_camera Este porcentaje ha subido en 8,5 puntos respecto a 2022, cuando las personas que buscaban información de salud en internet representaban un (43,5%)

Más de la mitad de los españoles acude a Internet para buscar información sobre síntomas de enfermedades, según datos recogidos del ‘V Estudio de Salud y Vida’ elaborado por la aseguradora Aegon. Destacan las búsquedas sobre dolor de cabeza, espalda o estómago, además de las consultas sobre síntomas psicológicos.

Según el informe, se observa un “crecimiento de aquellas personas que sienten el impulso de buscar síntomas en Internet,” en lugar de consultar y buscar el asesoramiento de un profesional de la salud. Este porcentaje ha subido en 8,5 puntos respecto a 2022, cuando las personas que buscaban información de salud en internet representaban un (43,5%).

Las mujeres tienen mayor tendencia a informarse sobre síntomas y enfermedades en la red: un 55% frente al 48,4% de los hombres. En la franja de edad de 18 y 25 años, el porcentaje de personas que acude a internet buscando información sobre síntomas o distintas dolencias asciende hasta un 70,6%. Este porcentaje desciende hasta el 33,3% en personas de más de 65 años.

Además, las personas que trabajan (57,6%) y que no tienen hijos (57,1%), buscan en mayor medidas síntomas en internet. Existe una mayor predisposición por el autodiagnóstico entre las personas que se automedican (66,1%) y aquellas que utilizan aplicaciones de salud y bienestar (65,8%).

Según zonas geográficas, los canarios (66,4%), extremeños (64,2%) y gallegos (61,6%) son los ciudadanos que más información sobre enfermedades buscan en línea. Por contra, Cataluña (42,8%), País Vasco (44,6%) y Cantabria (46,2%) son las regiones con un menor porcentaje de personas que recurren a la red para informarse de síntomas y dolencias.

DOLORES OCASIONALES

La búsqueda de información sobre posibles problemas de salud es muy variada, aunque destacan los síntomas ocasionales como dolor de cabeza, de espalda o de estómago, que ascienden hasta el 54,6% de las búsquedas, 6 puntos porcentuales más que en 2022.

A continuación, se sitúan las enfermedades leves o puntuales, como catarros, conjuntivitis, candidiasis o herpes, que dan lugar al 48,8% de las consultas. Los síntomas psicológicos y las enfermedades crónicas o recurrentes también están, aunque a más distancia, y creciendo ligeramente con respecto al año pasado.

En cuanto a los canales utilizados por los usuarios, los buscadores siguen siendo el principal canal de búsqueda para un 41,5%, aunque se observa un aumento del uso de las redes sociales con respecto al año pasado: se sitúa en un 10,2%, frente al 4,9% de 2022.

También se aprecia un "importante incremento de la credibilidad" de la información que se encuentra en internet y redes: un 53,3% se fía de los datos que encuentra, frente al 40,4% del año anterior.

Respecto a los factores sociodemográficos, no se observan grandes diferencias por géneros en las búsquedas por Internet salvo un pequeño salto en el porcentaje de mujeres que se informan sobre síntomas psicológicos (33,6% frente a 30,1%).

Según la investigación, el porcentaje de personas que buscan en Internet sobre síntomas psicológicos asciende hasta un 34,3% (19,7% en 2022). También decrece el porcentaje de españoles que declaran no tener ningún síntoma psicológico (del 20,2% al 12,2%)

El principal motivo al que acuden a la red estos perfiles es "entender lo que les pasa" (56,7%). El segundo motivo más frecuente es pensar que los problemas psicológicos puede solucionarlos cada uno "por su cuenta" (25,6%). En tercer lugar, destacan las razones económicas que podrían impedir pagar a un profesional de la salud mental (21,5%).