UGT reclama prohibir a las empresas comunicarse con sus empleados en tiempo de descanso

hombre trabajando de noche
photo_camera el sindicato ha subrayado en un comunicado que “es importante” incluir el derecho a la desconexión en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

UGT ha destacado este lunes la “necesidad” de aprobar una nueva normativa que prohíba a las empresas comunicarse con sus trabajadores durante su periodo de descanso ante los “incumplimientos” de la normativa actual, con el fin de garantizar el derecho al descanso y la desconexión digital.

En esta línea, el sindicato ha subrayado en un comunicado que “es importante” incluir el derecho a la desconexión en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales como un derecho más de las personas trabajadoras, así como también establecer un régimen sancionador.

El sindicato, que ha elaborado un díptico informativo sobre la materia, ha resaltado que “es imprescindible que las personas trabajadoras, también en los meses de verano, puedan desconectar del trabajo”.

UGT considera importante, también, incluir el llamado ‘burn out’ o síndrome del trabajador quemado, producido por un estrés crónico y que ya incluyó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Clasificación Internacional de Enfermedades, así como las patologías derivadas de los riesgos psicosociales en el Cuadro de Enfermedades Profesionales español.

“Es importante seguir reivindicando la revisión de dicho cuadro, en el que a día de hoy no se reconoce ninguna enfermedad originada por los riesgos psicosociales, aun habiendo sido incluidos los trastornos mentales y del comportamiento, en la Lista de Enfermedades Profesionales de 2010 de la OIT”, ha añadido el sindicato.

En este punto, ha indicado que son muchas las empresas que han implementado el teletrabajo como nueva forma de organización del trabajo y la utilización de dispositivos electrónicos en el entorno laboral. Por ello, ha denunciado que la conectividad no debe ser, en ningún caso, sinónimo de “disponibilidad permanente” hacia las necesidades de la empresa.

“La conectividad constante (atender el teléfono o la mensajería, revisar el correo electrónico o acceder a redes sociales de la empresa, etc.) dificulta la desconexión mental y la necesaria recuperación física y psíquica de las personas trabajadoras”, ha aseverado.

Asimismo, ha advertido de que esta disponibilidad permanente conlleva riesgos psicosociales e incrementa los niveles de estrés. De hecho, el sindicato ha remarcado que ya se detectan patologías como el “tecnoestrés laboral” o la “nomofobia” y otras adicciones derivadas del uso continuado y no racionalizado de las nuevas tecnologías.

“Es frecuente recibir comunicaciones de la empresa durante los tiempos de descanso, provocando la mencionada hiperconectividad y la disponibilidad constante. Esto, sumado a la falta de políticas empresariales para la correcta gestión del uso de dispositivos electrónicos, como smartphones o tablets, producen estrés y fatiga entre los trabajadores y las trabajadoras”, ha apuntalado UGT.