Trasladados a Zaragoza 14 militares ucranianos heridos

fachada del Hospital General de la Defensa
photo_camera En el Hospital General de la Defensa de Zaragoza, se les proporciona también apoyo psicológico y psiquiátrico, rehabilitación y fisioterapia

Un avión del Ejército del Aire y del Espacio ha trasladado este martes desde Polonia a Zaragoza a 14 militares ucranianos heridos para que puedan recibir tratamiento médico en el Hospital General de la Defensa.

Según ha explicado el Ministerio de Defensa, durante el vuelo los heridos contaron con la asistencia de personal facultativo de la Unidad Médica de Aeroevacuación del Ejército del Aire y del Espacio. También ha viajado con ellos personal de apoyo del Mando de Operaciones y un intérprete.

El A-400M medicalizado permite realizar evacuaciones de hasta 20 pacientes en esa configuración. La mayoría de los militares trasladados presenta lesiones graves y amputaciones sufridas en combate, que requerirán la asistencia de especialistas de diversas disciplinas médicas.

En el Hospital General de la Defensa de Zaragoza, además de la intervención médica, a los combatientes se les proporciona apoyo psicológico y psiquiátrico, rehabilitación y fisioterapia, y se les apoya en las gestiones necesarias para su inclusión en el sistema de protección temporal y el sistema sanitario español.

Una vez regresan a su país, los médicos del Hospital mantienen el contacto con aquellos que continúan su tratamiento a través de la Asociación de Ucranianos Residentes en España (AURA), mediante remisión de informes y apoyo médico.

Con la llegada de este nuevo grupo, asciende hasta 57 el número de heridos de guerra ucranianos atendidos en España. Hasta ahora los militares han sido tratados en dos hospitales militares: el Hospital General de la Defensa de Zaragoza (en colaboración con el hospital Miguel Servet de esa ciudad) y el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid.

De ellos, 25 ya han recibido el alta y han retornado a Ucrania. De esta manera el Ministerio de Defensa reafirma el compromiso de proporcionar asistencia continuada a Ucrania, dentro de sus capacidades, mediante el tratamiento en España de sus heridos de guerra.