Transportes asegura que el Gobierno está abierto a traspasar los Cercanías a las comunidades que lo pidan

El ministro asegura que la ley ferroviaria permite el traspaso de los Cercanías
photo_camera El ministro asegura que la ley ferroviaria permite el traspaso de los Cercanías

El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, ha asegurado este viernes que si hay otras comunidades autónomas que se suman a Cataluña en la petición del traspaso de los Cercanías “estamos abiertos a dialogar en el marco legal”.

Depende fundamentalmente de que las comunidades autónomas lo soliciten porque los estatutos y la ley ferroviaria lo permiten”, ha indicado Puente en unas jornadas organizadas por ‘El Diario’ en Barcelona.

En todo caso, ha advertido de que con el traspaso de Rodalies “hay mucha confusión porque la gente no acaba de entender en qué consiste” y ha recordado que este proceso se inició en 2010.

A este respecto, ha explicado que tiene tres facetas: la económica por la necesidad de mejorar las inversiones, la operativa con la creación de una sociedad mixta entre el Gobierno y la Generalitat y la de la infraestructura, porque hay que delimitar las líneas que son cedibles a la comunidad autónoma.

“Las dos partes asumimos que el tema es complejo y que va a llevar tiempo”, apuntó el titular de Transportes, que destacó que ”el punto de partida es que estamos de acuerdo y eso es una muestra de que vamos en serio y de que se van a hacer bien las cosas”.

Por último, ha sostenido que se produjo “una alarma innecesaria” en las plantillas de Renfe y Adif que convocaron huelgas porque “se puede hacer sin afectar a sus derechos”. “El tema no va a tener grandes problemas porque a las dos partes no nos interesa ningún conflicto con la plantilla que tiene un sentido de pertenencia muy grande y lo vamos a cuidar”, concluyó.

"CONTRAPROGRAMACIÓN A FEIJÓO"

Tras el acto, en declaraciones a la prensa y sobre la petición del presidente de Andalucía del traspaso de las competencias de Cercanías a su comunidad, Puente ha ironizado con que esta descentralización podría ser una "contraprogramación al señor Feijóo", y aseguró que hay que interpretarlo de manera "positiva" porque "a lo mejor no se rompe nada por ceder las Cercanías".

De esta manera, defendió que esta operación forma parte de una gestión descentralizada de país, respondiendo a las críticas de la oposición por la cesión de Rodalies a la Generalitat.