Seis de cada diez estudiantes elige su carrera por vocación

Siete de cada diez viven en casa de sus padres y solo un tercio tiene un trabajo remunerado, según un estudio de la Fundación BBVA
photo_camera Siete de cada diez viven en casa de sus padres y solo un tercio tiene un trabajo remunerado, según un estudio de la Fundación BBVA

El 62% de los estudiantes (seis de cada diez) eligió su carrera principalmente por motivos vocacionales, mientras que el 14% afirmó que lo hizo porque ofrecía una mejor salida laboral.

Así lo refleja el Estudio sobre Universitarios en España de la Fundación BBVA, difundido este martes, que examina los valores, actitudes y comportamientos de la población joven sobre un amplio abanico de dimensiones tanto de su vida académica como de la personal.

La mayoría está muy satisfecha con sus estudios (media de 7,2 en una escala de 0 a 10), con el centro en el que se forman y con sus profesores.

A pesar de ello, cuestionan la calidad y eficacia de los servicios de orientación laboral y la bolsa de trabajo de sus centros; y también muestran reservas sobre la investigación, que consideran una faceta fundamental de la universidad, pero en la que sólo participa una minoría (menos del 20%) de los estudiantes.

Asimismo, los estudiantes son optimistas respecto a la posibilidad de encontrar un trabajo afín a su formación al acabar su carrera (media de 7,5 en una escala de 0 a 10, donde 0 indica “nada probable” y 10 “muy probable”).

CON SUS PADRES

El estudio también observa otras cuestiones extraacadémicas, como que la mayoría de los jóvenes no está independizados ni familiar ni económicamente, pues siete de cada diez viven en casa de sus padres y solo un tercio tiene un trabajo remunerado. De hecho, la mayoría depende de la ayuda familiar para sufragar sus gastos generales.

En cuanto a la auto-ubicación ideológica, se posicionan cercanos al centro; la mayoría acepta cuestiones que en el pasado fueron objeto de controversia moral y regulación restrictiva como el matrimonio entre homosexuales, la eutanasia y el aborto. Además, dos tercios muestran preocupación por el cambio climático, como problema provocado por el ser humano al que se le está dando menos importancia de la que tiene.

En cuanto a sus planes de futuro, es bastante similar el porcentaje que desea seguir estudiando y el que desea trabajar (tres de cada diez planean hacer ambas cosas) y son mayoría los universitarios que desean formar una pareja estable en algún momento de su vida, institucionalizar dicha pareja a través del matrimonio (ya sea civil o religioso) y tener hijos.